Consejos de seguridad ante los juguetes conectados a Internet

Consejos de seguridad ante los juguetes conectados a InternetComo no podía ser de otro modo, el efecto del “Internet de las cosas” afecta cada vez más al “Internet de los juguetes”. Cada año encontramos una mayor oferta de juguetes de todo tipo que son capaces de conectarse a Internet para conseguir funciones hasta ahora imposibles.

En un principio fueron las tablets diseñadas especialmente para niños y consolas de videojuegos las que conectaban con Internet para ofrecer servicios como descargas, juegos online en grupo, chats, etc., pero hoy esta conexión alcanza muchos más tipos de juguetes, como muñecas, peluches, vehículos, drones o pequeños robots. Además, esto no ha hecho más que empezar, en un futuro muy próximo habrá muchos elementos de uso infantil conectados, como despertadores, lámparas, pulseras, ropa y casi cualquier cosa que podamos imaginar.

Consejos de seguridad ante los juguetes conectados a Internet

Todos estos gadgets transmiten datos a través de Internet y por tanto son vulnerables a los piratas informáticos. Además, algunos de ellos disponen de elementos mucho más peligrosos desde el punto de vista de la privacidad, como cámaras y micrófonos. Un atacante podría, si el sistema no está lo suficientemente protegido, llegar a conectar con estos dispositivos para hacerse con su control, como ya ha ocurrido en otras ocasiones con las cámaras de video vigilancia de niños.

Como casi todo lo relacionado con el ámbito de la tecnología, las ventajas de los avances son evidentes y nadie duda de que los nuevos juguetes pueden llegar a ser mucho más interesantes, incluso desde el punto de vista del aprendizaje. Pero al mismo tiempo suponen un nuevo riesgo que debemos conocer para intentar minimizar.

Recordemos los siguientes consejos

  • No facilitar datos reales durante el registro o que permitan la localización, si ello es posible. Mejor aportar direcciones postales aproximadas o poco precisas. En ocasiones se producen robos masivos de información y debemos evitar que la dirección real del niño caiga en manos no deseadas.
  • No se deben utilizar fotos reales o que permitan identificar a los menores.
  • Registrar nombres sin apellidos reales. En general, supervisar todos los datos que los niños puedan llegar a facilitar o compartir.
  • Valorar el uso de una cuenta de correo “basura”, que podemos utilizar también para otras finalidades dudosas. Nuestra cuenta “seria” deberíamos reservarla para usos seguros.
  • Nunca utilizar la misma contraseña que viene guardada por defecto ni repetir la que ya empleamos para otros servicios.
  • Si necesitamos registrar un método de pago, conviene utilizar tarjetas “monedero” en las que solo depositaremos el dinero justo.
  • Revisar la configuración por si es posible limitar con contraseña que los niños realicen pagos y servicios de descargas que pueden llevar asociados costes en algunos dispositivos.
  • Todos los juguetes conectados deberán permanecer apagados completamente cuando no están en uso, evitando así el posible ataque y control desde el exterior de los propios juguetes y de otros dispositivos conectados a la misma red wifi.
  • Las cámaras y micrófonos son especialmente arriesgados. Al menos la cámara debería permanecer tapada físicamente cuando no esté en uso.
  • Mantener actualizada la versión del software del juguete, siempre que ello sea posible. Debemos intentar tener siempre instalada la última actualización del fabricante, ya que es el procedimiento que utilizan para mejorar la protección ante vulnerabilidades conocidas.
  • Evitar que el juguete se conecte a redes Wifi abiertas y sin medidas de protección.

Comments

  1. Las cámaras y micrófonos son especialmente arriesgados. Al menos la cámara debería permanecer tapada físicamente cuando no esté en uso. Para esto nada mas positivo y decorativo que http://www.tapatucam.com/ se encuentran en Fnac y tiendas Vip, ademas de otras tiendas a nivel nacional

Speak Your Mind