Sweetie, la niña virtual que caza a pedófilos cibernéticos, quiere colaborar con la Policía

Terre des Hommes (Tierra de Hombres) es la ONG holandesa que a finales de 2013 creó Sweetie, un programa informático destinado a hallar pedófilos en Internet y a denunciar la creciente amenaza del turismo sexual infantil a través de la Red.

En tan solo 10 semanas desde su puesta en marcha, 20.000 acosadores contactaron con esta niña filipina virtual de 10 años. De esa cifra, y gracias a la información que proporcionaron mientras chateaban con Sweetie, la organización holandesa localizó e identificó a alrededor de 1.000 pedófilos de 71 países y, acto seguido, facilitó todos los datos recopilados a la Interpol.

Sweetie, la niña virtual que caza a pedófilos cibernéticos

Gracias a esta niña virtual, con técnicas de animación avanzadas capaces de captar los movimientos y la voz de una persona de carne y hueso, el australiano Scott Robert Hansen fue condenado a un año de cárcel por enviarle fotografías obscenas y por posesión de pornografía infantil.

Recientemente, Sweetie ha sido dotada de Inteligencia Artificial, gracias a la subvención que la ONG ha recibido de la agencia de lotería holandesa, por lo que en lugar de operadores, son bots quienes se hacen cargo del chat.

Ahora Sweetie 2.0 es más inteligente y Terre des Hommes quiere que la Policía de su país utilice de forma oficial esta herramienta, aunque su objetivo es que todos los cuerpos policiales la incorporen y mejoren así sus resultados de búsqueda y detección de acosadores cibernéticos.

Cómo proteger a los menores en la Red

En primer lugar, es fundamental educar e informar a niños y adolescentes sobre la existencia de este tipo de amenaza en Internet.

Una de las técnicas que más están explotando en la actualidad los acosadores cibernéticos es la conocida como Grooming. Para lograr contactar con menores en la Red, habitualmente a través de las redes sociales, los pedófilos se hacen pasar por otro menor y, tras establecer una relación de confianza con ellos, les realizan chantajes de tipo sexual. En muchas ocasiones, el adulto recurre a falsas promesas de regalos para encandilar al menor.

Hacerles hincapié en que no acepten en sus redes sociales a personas que no conocen o que no han visto nunca físicamente es de vital importancia.

De acuerdo con un estudio realizado por Internet Safety 101, organización sin ánimo de lucro dedicada a la protección de niños y familias en la Red, en más del 80% de los ciberdelitos sexuales contra menores, los acosadores utilizaron las redes sociales de las víctimas para conseguir información sobre sus gustos e intereses; y el 65% de los acosadores usaron estas plataformas para localizar el domicilio y el centro escolar de las víctimas.

Además de tener correctamente configuradas las opciones de privacidad de sus redes sociales y de no entrar en contacto a través de ellas con desconocidos, los menores deben saber que enviar fotografías personales por sistemas de mensajería instantánea o subirlas a sus redes sociales, puede poner en riesgo su privacidad e intimidad, ya que desde el mismo momento en que comparten una imagen por alguno de estos canales, pierden el control sobre la misma.

Speak Your Mind