Soffie – tu hogar inteligente

Soffie – tu hogar inteligente

Por qué deberías dejar de usar Internet Explorer

Microsoft ha descubierto una vulnerabilidad en Internet Explorer que permite a un atacante tomar el control del equipo. Te recomendamos alternativas basadas en la privacidad y la seguridad. Así como motores de búsqueda que destinan sus beneficios a causas altruistas.

internet explorer vulnerabilidad

Hace unos días comunicábamos que los ordenadores con sistema operativo Windows 7 han dejado de tener soporte de seguridad. Ahora, además, Microsoft ha anunciado que su navegador Internet Explorer cuenta con una vulnerabilidad crítica que permitiría a un atacante tomar el control del equipo.

Actualización 25/02/2020: Microsoft ha lanzado un parche de seguridad con la numeración CVE-1010-0674 que corrige la vulnerabilidad.

El antiguo navegador de Microsoft ya había dejado de recibir actualizaciones en enero de 2016. Actualmente, tan solo su última versión (Internet Explorer 11) recibe soporte en ordenadores con Windows 10. La compañía recomienda desde entonces utilizar su nuevo navegador Microsoft Edge. Por lo que la alerta cobra todavía más importancia.

Según el informe de seguridad, la vulnerabilidad descubierta puede poner en riesgo la privacidad y la seguridad de los usuarios. Dado que si un ciberdelincuente consigue explotarla podría espiar las comunicaciones, robar información almacenada en el equipo o ejecutar algún tipo de software malicioso.

Además, Microsoft alerta de que si el usuario está utilizando permisos de administrador las consecuencias podrían ser peores. Ya que esto permitiría al atacante obtener los mismos permisos y tomar el control total del equipo.

Navegadores alternativos a Internet Explorer

Debido a que el antiguo navegador de Microsoft ya solo recibirá actualizaciones de seguridad en Windows 10 si contamos con la versión Internet Explorer 11, lo más recomendable es utilizar otra alternativa. La compañía recomienda su nuevo Microsoft Edge, pues además, desde hace una semana ya es compatible con las extensiones de Chrome y acaba de salir su versión final para ordenadores Mac. Sin embargo, también podemos optar por otros de los navegadores más utilizados, como Chrome o Firefox.

Sin embargo, existen otros menos populares con prestaciones interesantes. Algunos de ellos incluso centrados en la privacidad o la seguridad.

Navegadores basados en la privacidad

Una de las alternativas más utilizadas es Opera, que apuesta por la privacidad de los usuarios ofreciendo una VPN gratuita entre sus características. Además, cuenta con un bloqueador de anuncios y de software de minado de criptomonedas. Entre otras de sus utilidades se encuentra una función de ahorro de batería y la integración de apps de mensajería como Facebook Messenger y Whatsapp.

Otra alternativa interesante y centrada en la privacidad es Brave, que cuenta con un bloqueador de publicidad ético. La diferencia con otros bloqueadores es que da al usuario la posibilidad de cambiar la publicidad por una basada en las búsquedas del usuario, ya que su fundador sostiene que alguna publicidad es necesaria para el funcionamiento de la web. Además, tiene dos tipos de navegación: la común y otra basada en Tor, el sistema más seguro para navegar de forma anónima, incluso más que una VPN.

Waterfox también es una buena opción que ha cosechado buenas críticas. Este navegador asegura no recopilar información de seguimiento o de uso, y no recolecta datos más allá del sistema operativo y la versión del software para poder buscar actualizaciones.

Navegadores basados en la seguridad

Los navegadores pensados para ser muy seguros suelen restar algo de velocidad. Sin embargo, también reducen la posibilidad de ser víctimas de algún ciberataque mientras navegamos por Internet.

Así, opciones como Yandex pueden resultar muy útiles. Este navegador, además de contar con un diseño innovador en el que visualizamos las ventanas como si fuesen aplicaciones, cuenta con una funcionalidad que lucha contra la suplantación de DNS. Es decir, evita que los atacantes redirijan a los usuarios a páginas fraudulentas, gracias a que analiza las webs en busca de malware y otras amenazas.

Uno de los navegadores más seguros y que también incorpora opciones que apuestan por la privacidad es Epic Browser. Su alto nivel de seguridad reside en que se ejecuta en lo que se conoce como Sandbox (caja de arena. Esto significa que se ejecuta en un entorno aislado del sistema operativo, funcionando como una máquina virtual que imita el comportamiento de un ordenador completo. Además, entre sus opciones de privacidad nos encontramos con que elimina todos los datos de búsqueda y cookies tras la navegación, incluye un bloqueador de anuncios y criptominería y no recopila información personal.

En un Sandbox también se ejecuta el navegador Comodo, que además cuenta con dos opciones: una basada en Chrome (ComodoDragon) y otra en Firefox (ComodoIceDragon). Por lo que se adapta a los gustos de cada usuario. Cada una de las opciones cuenta con unas características diferentes. Así, ComodoDragon es algo más rápido, mientras que la versión IceDragon se basa en las opciones de seguridad y privacidad de Firefox, contando con características como la seguridad de DNS.

Motores de búsqueda altruistas

Para complementar las alternativas de navegadores, también podemos utilizar un motor de búsqueda diferente a Google. Algunos de ellos incluso realizan donativos o acciones altruistas por cada búsqueda que realizamos en ellos. Así, podemos utilizarlos como página de bienvenida en nuestro navegador y ayudar al mundo con nuestras consultas.

El más conocido es Ecosia, que dedica sus beneficios a plantar árboles allá donde más se necesitan. Actualmente están destinando sus recursos a Australia, debido a los graves incendios ocurridos este mes. Según datos preliminares, el fuego ha arrasado más de 10 millones de hectáreas, matado a 28 personas y a 1.000 millones de animales. Por lo que utilizar Ecosia es una pequeña manera de ayudar al país y su ecosistema.

Lilo, por su parte, es un motor de búsqueda que da a los usuarios una ‘gota de agua’ por cada consulta. Estas ‘gotas’ funcionan como un sistema de puntos que pueden ser utilizados para realizar donaciones a las causas que elijan los usuarios. Además, Lilo presume de no recopilar datos personales y luchar contra el tracking publicitario.

También existen lo que se conoce como ‘páginas de inicio solidarias’, como la del Grupo de Afectados por la Esclerosis Múltiple (GAEM). Así, cada vez que abres su página colaboras con la Fundación GAEM en su lucha contra la Esclerosis Múltiple.

0 0 vote
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x