Los ciberataques más esperados en 2018

Los ataques de ransomware, un software malicioso que infecta los equipos de los usuarios y secuestra su información para después pedir un rescate económico, han dejado millares de víctimas en 2017: el Sistema Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido vio cómo quedaban paralizados teléfonos y ordenadores de 16 de sus hospitales el pasado mes de mayo; la sede central de Telefónica, ubicada en Madrid, sufrió un ataque masivo de este tipo que inhabilitó sus equipos para, posteriormente, pedir un rescate en bitcoins, una moneda virtual que permite realizar pagos por Internet.

Estos fueron solo dos de los afectados, ya que este ransomware, bautizado como WannaCry, logró extenderse a lo largo y ancho de los cinco continentes en menos de 24 horas, paralizando la actividad de compañías y gobiernos a nivel global. La compañía de mensajería FedEx, el Ministerio del Interior ruso o el fabricante de vehículos Renault, entre otros, aparecían en la lista de víctimas.

Los ciberataques más esperados en 2018

Sin embargo, WannaCry fue solo el preludio y una prueba de concepto de lo que estaba aún por llegar: Petya (o NotPetya), un virus profesional con el que el grupo de hackers responsable del ataque, ShadowBrokers, logró tumbar de un plumazo 5.000 sistemas en menos de 10 minutos.

La tercera gran epidemia de ransomware llegaba en octubre del pasado año. El ciberataque denominado Bad Rabbit infectó varios medios de comunicación rusos, el sistema de transporte público de Kiev y el Ministerio de Infraestructura de Ucrania, entre otros. El ataque requería que las víctimas descargasen y ejecutasen el virus, que venía en forma de archivo instalable de Adobe Flash.

2018 no se presenta menos peligroso, ya que todo apunta a que los ataques de ransomware se incrementarán y serán más sofisticados y creativos. Estos ciberataques se enfocarán en las infraestructuras críticas, en los dispositivos móviles y en el Internet de las Cosas (IoT).

Las amenazas contra el IoT, o Internet de las Amenazas, como algunos llaman, incluirán variantes de Mirai y BlueBorne. Recordemos que el programa malicioso Mirai marcó un antes y un después en la historia de los ciberataques, ya que tumbó 900.000 routers de hogares en Alemania e interrumpió el servicio de las páginas web de Facebook, Netflix, Spotify, Twitter, etc., durante horas.

En cuanto a las tácticas de extorsión empleadas por los ciberdelincuentes, se esperan innovaciones tan sorprendentes como hacer un descuento económico a las víctimas si estas aceptan y logran infectar los equipos de otros usuarios.

No obstante, los atacantes no emplearán sus métodos mejorados de extorsión únicamente en ataques de ransomware: campañas de difusión de información falsa por las que se les exigirá a los afectados pagar para detenerlas, o interrupciones de la cadena de suministro mediante la inserción de software malicioso para que las víctimas paguen si quieren saber su ubicación y deshabilitarlo, también tomarán impulso en 2018.

Por otro lado, compañías y usuarios aumentarán el almacenamiento de datos en la nube, por lo que ésta también se convertirá en uno de los objetivos preferidos de los cibercriminales.

De acuerdo con las estimaciones del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), el ransomware dirigido a los servicios en la nube de los proveedores más pequeños; los ciberataques contra redes eléctricas, sistemas de transporte y otras infraestructuras críticas; y los ataques cibernéticos destinados a alterar los registros electorales electrónicos y el software utilizado para recopilar y auditar los resultados de las elecciones, también tendrán cabida en el presente año.

Los ciberataques más esperados en 2018

Consejos para los usuarios

  1. Si utilizas servicios de almacenamiento en la nube como iCloud, Google Drive, Dropbox o cualquier otro, debes proteger tus archivos multimedia adecuadamente. Para ello, utiliza contraseñas robustas con al menos 8 caracteres, mayúsculas, minúsculas, números y/o símbolos; y habilita la verificación en dos pasos para añadir una capa de seguridad adicional a la hora de acceder a tu cuenta.
  2. Las campañas fraudulentas y la suplantación de identidad por correo electrónico, SMS y llamadas telefónicas están a la orden del día. Si recibes un email sospechoso en el que te pidan realizar acciones urgentes, como verificar tus datos personales o bancarios, no descargues los archivos adjuntos ni cliques en los enlaces que incluya el correo. Elimínalo y contacta por teléfono con la empresa u organismo cuya identidad han suplantado.
  3. Si dispones de dispositivos conectados a Internet en tu hogar (horno, televisión, nevera, cámaras de vigilancia, etc.) también tienes que protegerlos: desconéctalos cuando no los estés utilizando, desactiva los servicios innecesarios para impedir el acceso a estos desde Internet, no elimines ni modifiques las medidas de seguridad que trae por defecto el dispositivo, cambia las credenciales que vienen predeterminadas e introduce contraseñas fuertes y seguras, y mantén actualizado el software.

Speak Your Mind