¿Podemos filtrar las páginas de Internet para evitar ciertos contenidos?

Esta es la primera pregunta que se plantean todos los padres cuando ven que sus hijos ya son capaces de buscar páginas por Internet ellos solos.

Y es lógico, con todo lo que circula por Internet, “¿cómo voy a dejar que navegue sin mi control?

La mayoría de las veces aparecen contenidos inadecuados para los niños incluso sin buscarlos, simplemente dándole clic a una foto o un anuncio. Si a esto añadimos que los niños utilizan el ordenador desde edades muy tempranas y que Internet está en todos nuestros hogares, parece normal que el filtrado de estos contenidos sea una preocupación para muchos padres.

Podemos utilizar algunas herramientas para ello y hoy voy a comentar una que me parece muy interesante. Se llama “Protección Infantil”, es de Microsoft Windows, y es gratuita.

Imagen tomada de la Web de Protección Infantil de Microsoft Windows

Necesitamos una cuenta de Microsoft Live, de esas que se usan para el Hotmail o el Messenger. También necesitamos que nuestro hijo entre en el ordenador utilizando un usuario creado para él. En nuestro ordenador u ordenadores creamos tantos usuarios como necesitemos e instalamos el programa de protección.

El filtro actúa dejando ver sólo las páginas que Microsoft ha calificado como permitidas, pero además, nosotros podemos añadir tantas otras como sea necesario de una forma muy cómoda. Si nuestro hijo intenta entrar en una página y el programa se lo impide, se le ofrecen dos opciones, que los padres se la autoricen personalmente o que lo hagan a distancia.

En el primer caso, simplemente hay que introducir una contraseña que previamente hemos configurado y ya está, la página queda registrada inmediatamente como permitida para sucesivas visitas. En el segundo caso, en el supuesto de que no estén los padres en casa, el programa manda un mensaje al correo de los padres solicitando el permiso de esa página. Los padres, desde cualquier ordenador con Internet, pueden supervisar la página y darle la autorización o negarla en el momento que se quiera.

Pero además, a distancia, podemos hacer muchas cosas más, como establecer un horario de uso de Internet, supervisar los contactos, limitar el uso de los programas instalados en el ordenador, ver informes de actividad, etc.

En la página de Protección Infantil pueden encontrar toda la información y también la opción de descargarla e instalarla.
Hay que decir que estas herramientas dejan de tener utilidad cuando los niños se van haciendo mayores, porque el uso de Internet se extiende a otros ordenadores, como en el colegio, en casa de amigos y cada vez más en teléfonos móviles con Internet y claro, la herramienta sólo funciona bajo el usuario del ordenador donde se instaló.

Pero, bueno, mientras funciona, creo que es una opción recomendable para todos los padres preocupados por los contenidos que ven sus hijos en Internet.

¿Tienen alguna experiencia con este tipo de herramientas? ¿Conocen alguna más?

Comments

  1. Anónimo says:

    Lo siento pero yo no estoy de acuerdo. Esto es como ponerle puertas al campo, cosa que evidentemente es imposible.
    Puede ser que si tienes un windows de sobremesa puedas proteger a tu hijo con este tipo de herramientas pero, ¿qué haces cuando navega con la consola? ¿qué haces si tu televisor tiene acceso a internet? ¿que haces cuando está tu hijo en casa de un amig@ y sus padres son más permisivos?
    Yo creo que solo hay una solución, la FORMACIÓN y la INFORMACIÓN
    En cualquier caso gracias por la información porque es cierto que está fenomenal ese firlto. Es fácil de poner y encima es gratis

  2. Este tipo de herramientas, en mi opinión, ayudan a los padres en determinados momentos de la infancia y nunca sustituyen la labor de educación y diálogo entre padres e hijos. Se pueden utilizar como complemento, sin olvidar las limitaciones que van apareciendo en cuanto se van haciendo mayores.
    La otra limitación que surge con la edad es la diferencia de conocimientos sobre el tema que aparece entre padres e hijos. Se produce una “brecha digital” que impide hablar y/o dialogar sobre el mundo tecnológico que rodea hoy a los jóvenes.
    Los padres, en muchos casos, deben hacer un esfuerzo para utilizar las nuevas tecnologías y mantenerse informados de todo lo que implica este cambio tan importante que estamos viviendo.
    Iniciativas, como este blog, pretenden reducir dicha brecha, acercar posiciones y servir de diálogo entre las distintas generaciones.

  3. Sarita says:

    Como padre de familia, no me parece bien el prohibir el acceso a páginas web controladas por un solo individuo. Es adecuado fomentar la libertad de los hijos, y no permitir navegar por Internet con total libertad no ayuda en absoluto.
    No permitir el acceso a cualquier tipo de página me parece de muy paranoico por parte del adulto.

  4. Estoy de acuerdo en que es inútil poner vayas al campo y que hay una labor de enfoque vital que haga que el niño se interese por aprender en general (incluido lo que consideramos que no debería de ver) más que por buscar lo que le está prohibido. En este sentido los que tenemos algunos años más sabemos que la prohibición no crea sino un interés mayor por lo inaccesible.
    Dado que el niño se acerca al ordenador como algo nuevo y practicamentete ilimitado, estaría estupendo tener una guia de páginas/links estupendos que no pudiera acabarse.
    ´Propongo la creación de una páginade links interesantes por edades y conceptos, de forma que nuetrso hijos, y nosotros, sepamos adonde acudir.

  5. Admin says:

    Como la idea nos ha parecido muy interesante, estamos preparando una entrada con una selección de páginas útiles que en breve publicaremos.
    Gracias.

Speak Your Mind