Google Drive, la nube de Google

Google termina de estrenar un nuevo servicio que todo usuario registrado puede utilizar. Consiste en la posibilidad de almacenar información en la red o en la ‘nube’ para mantenerla allí si nos interesa y que podemos sincronizar con todos aquellos ordenadores que queramos.

Es la evolución de Google Docs, servicio se utilizaba para subir archivos y que desde allí podíamos compartir. La nueva versión, ahora con más utilidades, se llama Google Drive y nos permite, de forma gratuita, subir a la red hasta 5 Gb de cualquier tipo de información.

La idea no es nueva, ya que Google intenta con ello ocupar su lugar en un terreno hasta ahora dominado por otras plataformas, como Dropbox, iCloud o SkyDrive. Pero posiblemente doten a la herramienta de funciones atractivas que puedan hacer que destaque sobre las demás. Ahora mismo ya reconoce más de 30 tipos de archivos diferentes que puede reproducir online, reconoce texto en imágenes o pdf y puede convertir otros formatos de archivos a formatos tipo Google Docs. Además, está plenamente integrado con tablets y smartphones Android, así como con Google plus y Gmail.

Google Drive

Si aún no lo tienes configurado visita esta página de Google Drive. Si todavía no está preparada la utilización para tu usuario, puedes pulsar sobre el botón ‘notificarme’ para que te envíen un correo electrónico en cuanto puedas.

Google Drive

En cuanto tengas acceso a Drive verás una página con opciones tales como subir archivos, crear carpetas, ordenarlos, verlos en lista o en cuadrícula, etc., como si de una unidad de memoria fuera. Solo que en este caso, la memoria no es un disco duro o un pen drive, sino que es una unidad virtual almacenada en ‘la nube’, en servidores de Internet.

Google Drive

Si te interesa esta nueva herramienta, no dejes de instalar una pequeña función que se ejecuta en cada ordenador que elijas.

Google DriveHaz clic en ‘Descarga Google Drive para PC’ para que se instale una carpeta en tu directorio principal (cuelga de tu usuario) que se mantendrá sincronizada con la unidad virtual de la red. Esto lo puedes hacer para cada ordenador que utilices habitualmente y que, lógicamente, mantengas a salvo de otros usuarios. Todos los cambios que se realicen en esta carpeta se actualizarán automáticamente en todos los ordenadores donde lo hayas instalado.

Pero el uso de estas herramientas no está a salvo de la controversia. Ya han aparecido multitud de publicaciones diciendo que Google vulnera la privacidad de todos aquellos que suban archivos a su red.

Aunque ningún sistema de almacenamiento en la nube estaría a salvo de este problema, parece que en el caso de Google lo llevan un poco más allá. Aunque desde la compañía aclaran que los archivos subidos allí son propiedad exclusiva de quien los sube, por otra parte se reservan el derecho a “usar, almacenar, reproducir, modificar, crear productos derivados  (…), comunicar, publicar y distribuir (…) promocionarlos o desarrollar funcionalidades nuevas”, como nos alertan en el estudio comparativo que ha realizado The Verge.

Y tú, ¿confías en estos servicios en la nube o no subirías allí ni la foto de tu gato?

Speak Your Mind