¿Me decido ya por el 4G?

Creo que todos nuestros lectores habrán oído hablar a estas alturas del 4G. Es difícil no conocerlo a juzgar por la inmensa campaña publicitaria que nos está invadiendo por estas fechas.

Me decido ya por el 4G

Tres compañías de telefonía móvil son las pioneras, en especial Vodafone, aunque Yoigo y Orange también están empezando a desarrollarla. Movistar aún no se ha pronunciado, pero no tardará en hacerlo, también las compañías de bajo coste lo harán en un futuro, es cuestión de tiempo.

¿Qué es la tecnología 4G que nos quieren vender?

Es la evolución de lo que conocemos como 3G, es decir, la tecnología utilizada para la transmisión de datos desde y hasta nuestros terminales móviles. La expresión significa 4ª generación. Aunque el término más técnico y que también podemos encontrar habitualmente en las características de los móviles es LTE, Long Term Evolution (evolución a largo plazo). Es interesante recordar que 4G y LTE significan lo mismo.

Desde el punto de vista del usuario, la gran ventaja que traerá al mundo de los dispositivos móviles es la velocidad de transmisión de datos. Se estima que la velocidad de conexión puede llegar a aumentar hasta diez veces, lo que sin duda mejorará los servicios actuales y abrirá puertas para utilizar otros hasta ahora imposibles de abordar.

La velocidad de transmisión de datos es tal que permitirá ver televisión en directo (streaming) con una muy alta calidad, jugar a videojuegos más sofisticados y realistas o realizar videoconferencias en alta definición.

¿Me apunto ya al 4G?

Como toda tecnología incipiente, aún resulta cara y poco disponible. Solo los móviles de última generación son capaces de aprovechar esta tecnología, el resto no podrá hacerlo, por lo que para muchos usuarios, aprovechar el 4G supondrá irremediablemente sustituir su teléfono por uno de los más caros del mercado.

Por otra parte, pasará mucho tiempo, varios años probablemente, hasta que esté generalizada su cobertura en todo el territorio del país. En principio solo las grandes ciudades van a disponer del servicio, por lo que o vivimos en una de esas ciudades o pagar un sobrecoste en nuestros contratos de telefonía será claramente inútil la mayoría del tiempo.

Además la tecnología aún no está totalmente desarrollada debido a las limitaciones de frecuencias de uso. Hay unas frecuencias que podrán ser utilizadas a partir de principios del año próximo, será entonces cuando empiece el mayor crecimiento, pues facilitará que más compañías ofrezcan el servicio, como es el caso de Movistar.

Las frecuencias disponibles también limitan la utilización de los dispositivos. No todos los smartphones y tablets con 4G pueden trabajar con las frecuencias que ahora se ponen en marcha. Habrá que esperar al año próximo para que aparezca la banda de 800 MHz para que un mayor número de dispositivos puedan integrarse en la red 4G.

Desde luego, la decisión de contratar ya una de estas líneas o esperar es algo personal y por supuesto cada persona puede encontrar los suficientes pros y contras como para tomar ambas posibles decisiones.

Pero hay que saber que un contrato de este tipo va a encarecer considerablemente la factura mensual, además de tener que pagar más por un nuevo terminal de última generación. Por ejemplo en Vodafone, únicamente los contratos más caros van a disponer de este servicio sin coste adicional, el resto deberá pagar en torno a los 9 euros mensuales para poder utilizarlo. Solo las personas a las que no les importe el gasto económico o piensen que van a sacar un importante rendimiento de esta “altísima” velocidad deberían decidirse por dar el salto.

El coste mensual, los Gb que ofrecen al mes con las distintas tarifas planas, cómo actúa si consumimos el máximo contratado, tiempos de permanencia y muchos otros datos deben ser estudiados a fondo en cada una de las compañías antes de firmar un nuevo contrato.

A continuación dejaré dos enlaces que me han parecido muy interesantes para cualquier usuario que se esté planteando cambiar su móvil por una 4G:

Comments

  1. Muy bueno el post. Con tanto anuncio sobre el 4G daba la impresión de que era algo que iba a beneficiarnos de una manera prácticamente automática y nada de eso. Para utilizar esta nueva tecnología prácticamente todos tendríamos que cambiarnos el dispositivo, la tarifa…y aún así, de momento, tendríamos una cobertura reducida. Acaba de llegar el 4G, y ahora irá poco a poco…

Speak Your Mind