Ransomware, virus que secuestra o bloquea nuestro ordenador

Ransomware es el término utilizado técnicamente para definir un tipo de malware que actúa de una forma particular en nuestros ordenadores. “Ransom”, palabra que viene del inglés, significa “rescate” y define perfectamente el procedimiento seguido por este tipo de virus.

Si nuestro ordenador es infectado por un ransomware quedará bloqueado, mostrándonos una pantalla que nos obligará a pagar un rescate si queremos volver a utilizarlo. El mensaje que aparece nos hace creer que hemos vulnerado alguna norma legal y a menos que paguemos una multa, no lo volveremos a recuperar.

Para dar mayor credibilidad a la trampa, el mensaje que aparece en la pantalla de bloqueo parece tener su origen en algún cuerpo policial. Muy famoso ha sido y lo sigue siendo el “virus de la policía” que actúa del modo descrito, exigiendo el pago de 100 euros a modo de rescate.

Ransomware

En este caso nos indican que “Ha sido detectada una actividad ilegal en su ordenador” y parece ser un mensaje remitido por la Policía Nacional. Nos dan incluso dos medios diferentes para proceder al pago de la supuesta sanción.

Por supuesto, si alguien accede al pago, éste llegará a manos de los cibercriminales que lo han creado y además, no conseguirá desbloquear su ordenador.

¿Cómo nos infectamos con este tipo de virus?

El ransomware consigue infectar nuestro sistema de la misma forma que lo puede hacer cualquier otro tipo de virus. Normalmente lo hace cuando ejecutamos algún archivo adjunto de un correo electrónico recibido. Pero no es el único modo, podemos encontrarlo en mensajes instantáneos, en redes sociales o al actuar en determinadas páginas web malintencionadas.

¿Cómo protegernos?

Con las sencillas normas que debemos aplicar continuamente para no ser infectados por todos aquellos virus que circulan por la red.

  • Mantener el sistema operativo debidamente actualizado.
  • Tener activo el firewall de Windows o algún otro programa cortafuegos si no utilizamos Windows.
  • Utilizar un programa antivirus de reconocido nombre y mantenerlo activo y correctamente actualizado.
  • Desconfiar de los correos electrónicos recibidos con archivo adjunto que procedan de remitentes desconocidos e incluso de conocidos. A veces es el ordenador de un conocido el que nos manda de forma automática y sin conocimiento del dueño un correo con el virus adjunto. Ante la duda, conviene preguntar a nuestro amigo sobre la procedencia de ese correo.
  • Desconfiar de todas aquellas páginas que nos ofrecen gangas, nos obligan a hacer clic en botones para aceptar condiciones que no entendemos muy bien. Si no estamos atentos, podemos aceptar la descarga e instalación de algún programa malintencionado.
  • Este malware también se distribuye por páginas que permiten descarga directa de archivos multimedia. Mucho cuidado con los archivos descargados si no se conoce su verdadera procedencia.

Este virus, en sus últimas versiones se ha vuelto todavía más peligroso que en sus orígenes. Puede llegar a inutilizar el ordenador, su disco duro, pues es capar de cifrar su contenido con contraseñas prácticamente imposibles de averiguar, lo que haría que perdiéramos su información inevitablemente.

Si ya has sido infectado, puedes buscar información en Internet para encontrar ayuda, pero muy probablemente necesites del soporte de un experto. Puedes encontrar algunos métodos de desbloqueo del ransomware en esta página.

Speak Your Mind