Navegar por Internet sin dejar rastro en nuestro navegador

Cuando utilizamos nuestros programas navegadores para movernos por Internet, en ellos se almacena mucha información relacionada con aquellos sitios que hemos visitado.

Parte de esa información la utilizará el propio navegador para mejorar nuestra experiencia de navegación y funcionar más rápido al cargar páginas que ya habíamos visitado. Son pequeñas ‘señas’ que guarda en memoria conocidas como ‘cookies’ y otros datos en ‘caché’.

También almacena un historial de todas nuestras visitas, de forma que podemos utilizarlo para volver a ver alguna página en la que sabemos que estuvimos y que ya no recordamos cómo llegamos a ella. En todos los navegadores habituales se puede acceder al historial fácilmente pulsando las teclas “Ctrl+H”.

Toda esta información y alguna más queda registrada en los navegadores como si fuera un ‘rastro’ que indica todo lo que hemos hecho en Internet y lógicamente puede ser consultada por todo aquel que acceda personalmente al dispositivo e incluso incluso de forma remota mediante alguna aplicación espía.

Todos los navegadores permiten la navegación ‘de incógnito‘ o ‘en privado’, lo que implica que nuestro navegador ya no memorizará las páginas donde hemos estado ni ninguna otra información relacionada. Es decir, podemos navegar sin dejar ‘rastro’. Pero cuidado, no habrá información almacenada en nuestro ordenador, pero ello no significa que las páginas web no hayan registrado nuestra visita. No se trata de un método que nos convierta en ‘invisibles’ para los lugares que visitamos.

Veamos cómo podemos activar esta función en los principales navegadores.

Mozilla Firefox

Firefox. Navegación privada

Encontramos esta función en la barra de menús, concretamente en la sección ‘Archivo’ o en el menú principal, según tengamos configurada nuestra barra de herramientas. Abriremos este menú y haremos clic sobre ‘Nueva ventana privada’.

También podemos hacerlo mediante la siguiente combinación de teclas: ‘Ctrl+Mayús.+P’.

Pasa a segundo plano la página que teníamos abierta y aparece en pantalla otra donde nos avisa del tipo de navegación.

Google Chrome

Chrome. Navegación privada

En este navegador debemos pulsar sobre el icono de acceso a la configuración y a continuación escoger la opción “Nueva ventana de incógnito”.

Nos abrirá una nueva ventana donde nos muestra indicaciones sobre este tipo de navegación y conserva las anteriores que pudiéramos tener abiertas sin alterar.

Aquí, el atajo para abrirla mediante la combinación de teclas es: ‘Ctrl+Mayús.+N’.

Internet Explorer

Explorer. Navegación privada

La forma de acceder a esta función en este navegador mediante los menús es pulsando sobre ‘Seguridad’ y seleccionando ‘Exploración de InPrivate’. También nos abre una nueva ventana con la explicación correspondiente.

O también podemos acceder mediante la pulsación de las teclas: ‘Ctrl+Mayús.+P

Debemos ser conscientes de que esta función existe en todos los navegadores y que probablemente la conocen hasta los más pequeños de la casa. La posibilidad que muchos padres ven de utilizar la revisión del historial de navegación como herramienta para la supervisión de la navegación de sus hijos pequeños puede, por tanto, no ser tan efectiva como creen.

Comments

  1. http://JKMPO says

    Buen TRuco WEy Un 10…… pArA Voz……

  2. Alguna técnica si la conocía pero no era consciente de las combinaciones de teclas. Hay que intentar borrar nuestro rastro ya que nos tienen vigilados y controlados por todas partes.

Speak Your Mind