¿Pueden echarme de Whatsapp?

¿Pueden echarme de Whatsapp?La respuesta a esta pregunta es sí, la compañía así lo expresa en su página de Términos (solo en inglés), esos que todos aceptamos pero que muy pocos leen cuando nos registramos en su servicio. Si incumplimos alguno de ellos, WhatsApp se reserva el derecho de expulsarnos e impedir que utilicemos su aplicación.

Las razones por las que nos pueden limitar el uso de Whatsapp son varias, y pueden hacerlo de dos formas diferentes, mediante una suspensión temporal o con una expulsión definitiva.

La verdad es que el texto de sus Términos es lago, larguísimo, y además solo lo podemos encontrar en inglés, lo que dificulta más su entendimiento. No es de extrañar pues, que la mayoría de usuarios no conozcan cuáles son las limitaciones establecidas por la compañía y por tanto cuáles son las causas por las que nos pueden inhabilitar el servicio.

Pueden suspender temporalmente la cuenta si

  • La utilizamos para generar SPAM. Por ejemplo, si enviamos demasiados mensajes a usuarios que no tienen guardado nuestro número en su agenda. Es el modo que tiene Whatsapp de comprobar que estamos molestando a otros usuarios con envíos masivos que no les interesan.
  • Nos bloquean muchos usuarios en un corto espacio de tiempo. Si es detectado así, considerarán que estamos molestando de algún modo y nos suspenderán la cuenta.
  • Creamos demasiados grupos en los que incluimos a usuarios que no nos tienen en su agenda. Podemos crear tantos grupos como queramos, pero siempre que incluyamos a verdaderos conocidos, como amigos y familiares que nos tienen en su lista de contactos, pero no a personas que no nos conocen de nada y por tanto no figuramos en su agenda.
  • Enviamos el mismo mensaje a muchas personas. Si queremos enviar el mismo mensaje a muchos de nuestros contactos, lo debemos hacer a través de las ‘listas de difusión’. Con esta medida intentan evitar el hecho de que sistemas automáticos envíen mensajes masivamente.

Pueden inhabilitarnos para usar el servicio si

  • Utilizamos una aplicación no autorizada. Es lo que les ha ocurrido a los usuarios que han utilizado otras aplicaciones paralelas, como Whatsapp+, capaces de realizar las mismas funciones que la original pero con algunas otras mejoras de configuración. Whatsapp ya no quiere que sus mensajes puedan ser gestionados por otras aplicaciones y lo está persiguiendo. También suspende temporalmente por esta razón, pero puede llegar a inhabilitarla cuenta.
  • Lo utilizamos para fines comerciales. No está permitido el envío de ningún mensaje que tenga como objetivo una acción comercial, por tanto, deberíamos excluir cualquier tipo de anuncio o conversación que pueda desencadenar una acción comercial.
  • Enviamos SPAM. Si es reiterado, tras la suspensión temporal pueden llegar a expulsarnos.
  • El estado, foto de perfil o mensajes contienen material ilegal, obsceno, amenazante, con muestras de odio, racista, ofensivo en términos étnicos o inapropiado por cualquier otra razón. Aquí incluiríamos los contenidos que compartimos o mostramos de los cuales no tenemos los derechos o Copyright
  • Molestamos a otros usuarios. Del mismo modo que si reincidimos con el envío spam nos pueden llegar a expulsar, también si nos bloquean repetidas veces muchos usuarios podrían llegar a bloquear definitivamente.

Como podemos observar, muchas de las razones por las que nos pueden penalizar son “poco definidas”. No conocemos cuántos son “demasiados grupos” o “muchos mensajes” para Whatsapp, ni cómo exactamente controlan lo que enviamos.

Pero la realidad es que pueden hacerlo y vista la importancia que ha alcanzado el uso de este servicio de mensajería en las comunicaciones de nuestra sociedad, será mejor conocer cuáles son los detalles a cuidar si no queremos que nuestra cuenta peligre.

La información está extraída de la propia página Web de Whatsapp, de diferentes apartados de la sección preguntas frecuentes generales.

Deja un comentario