Cuidado con las entradas de reventa para eventos deportivos en Internet

Todos conocemos la expectación que conllevan los grandes eventos deportivos, especialmente las finales de las principales competiciones de fútbol. Las entradas para estos encuentros aparecen a la venta online en las páginas oficiales con tiempo de antelación, pero muy pronto se agotan por la elevada demanda. Es entonces cuando entra en juego la reventa de entradas e inevitablemente, los intentos de estafa a través de portales de compra-venta por Internet.

Debemos tener cuidado con este tipo de ganchos que aparecen en diferentes lugares de Internet, tanto para eventos deportivos como para otros espectáculos y conciertos. Se anuncian en los principales servicios de compra-venta como particulares, pero también a veces nos conducen a páginas de Internet donde realizar la compra online.

Es habitual ver en los anuncios de venta entre particulares la oferta de bolígrafos comunes a precios de miles de euros, eso sí, de regalo nos entregarán las cotizadas entradas. “Vendo boli bic y regalo entrada para la final de la Champions League”. Es un viejo truco para intentar esquivar la normativa que persigue la reventa de entradas para espectáculos y eventos deportivos.

Cuidado con las entradas de reventa para eventos deportivos en Internet

Lógicamente, quien acceda a su compra, deberá asegurarse, por el medio que considere, que las entradas son reales y no falsificadas y que la entrega se hará en el mismo instante del pago. De lo contrario se arriesga a ser una víctima más de un importante timo, como el publicado en esta noticia.

Uno de nuestros lectores nos ha advertido del riesgo de la compra de entradas para la final de la Champions en una determinada página Web de reventa. No diremos el nombre de esta página porque en realidad no conocemos si esconde o no malas intenciones, pero sí insistiremos en los detalles que nos deben hacer desconfiar de las páginas de venta por Internet, incluidas las de reventa de entradas.

Cuidado con las entradas de reventa para eventos deportivos en Internet

¿Señales que nos hacen desconfiar de una página de reventa?

Son las mismas que nos deben hacer desconfiar de cualquier página de venta por Internet, solo que en este caso, debemos ser conscientes de que la tentación es seguramente mayor y nos puede llevar a actuar con imprudencia.

  • Modo de pago. Evitar siempre el método de pago por transferencia bancaria, es muy difícil recuperar el dinero una vez pagado. Escoger pago mediante PayPal o mediante tarjeta de crédito.
  • Precios fuera de mercado. En general, todas las páginas de reventa ofrecen precios similares. Las “gangas” en Internet suelen conducir a grandes desengaños.
  • Servidor seguro. Un síntoma de seriedad es que la página disponga de sistemas que garanticen nuestra privacidad en las páginas donde introducimos nuestros datos personales, como para el registro y acceso a nuestra cuenta. Pero especialmente en las páginas dedicadas al pago. La ruta de la página o URL debe comentar por https://, con “s” de seguridad.
  • Opiniones y referencias. Lo menos que podemos hacer antes de arriesgar tanto dinero es intentar buscar en Internet opiniones de otros usuarios acerca de la página en cuestión.
  • Comprobar reputación. La página Scamadviser es una interesante herramienta que nos permite conocer la reputación de una página en base a criterios objetivos. Además de un nivel de confiabilidad directo, nos aporta información importante como la antigüedad de la página, su ubicación, si oculta información relevante, etc.
  • Sentido común. Todos sabemos la picaresca que siempre ha llevado implícita la reventa. Son conocidos y tradicionales los timos incluso a la puerta del estadio, por lo que no deberemos extrañarnos de que éstos se hayan trasladado al mundo online y que lo hayan hecho con una mayor sofisticación. Debemos mantener una razonable desconfianza inicial.

Lo único que diferencia a estos timos de los de toda la vida es que actualmente alguien se toma muchas molestias en crear páginas bien diseñadas y convincentes. Pero es comprensible, ahora los beneficios son mucho mayores y pueden compensar con creces la inversión.

Deja un comentario