Smart Lock o cómo evitar el molesto bloqueo de pantalla sin perder seguridad

Desde nuestras publicaciones siempre aconsejamos proteger el acceso a nuestro dispositivo móvil mediante algún tipo de bloqueo de pantalla, ya sea un patrón de puntos, una contraseña, la huella dactilar, etc.

Pero, ¿no parece un poco inútil y molesto tener que introducir el sistema de desbloqueo en lugares tan seguros como nuestra propia casa o cuando lo acabamos de desbloquear y no ha salido de nuestro bolsillo?

smartlock_2

A excepción de la lectura de la huella dactilar presente en solo unos pocos teléfonos Android, los sistemas de desbloqueo pueden llegar a ser un poco molestos, sobre todo si utilizamos contraseñas algo complicadas o patrones de pantalla con dibujos complejos.

Smart Lock es la solución de Android para añadir comodidad al sistema de seguridad por bloqueo de pantalla. Podemos traducir esta expresión por “bloqueo inteligente” y su objetivo es facilitarnos el acceso rápido a nuestro dispositivo aun teniendo activado el bloqueo de pantalla siempre que se cumpla alguna condición que presuponga una situación segura.

Podemos activar esta herramienta en los dispositivos Android, versión 5 o superior, desde el menú de Ajustes del dispositivo, apartado Seguridad. Nos lleva a una pantalla donde encontraremos la sección Smart Lock.

Smart Lock

Al entrar por primera vez nos aparecerá un mensaje explicando la función que estamos a punto de activar: “Mantén tu dispositivo desbloqueado mientras lo llevas encima

 smartlock_2

Si accedemos definitivamente a la herramienta, veremos que podemos seleccionar hasta cinco indicadores diferentes que informarán al dispositivo de una supuesta situación segura y nos permitirá acceder a él sin necesidad de introducir el desbloqueo de pantalla.

Smart Lock

¿Qué situaciones reconoce como seguras?

Nos permite memorizar estas diferentes señales:

  • Dispositivos de confianza. Si nuestro teléfono o tablet detecta en la proximidad algún otro aparato de nuestra propiedad, puede suponer que está en un entorno seguro. Está basado en la relación establecida con otros dispositivos a través de bluetooth o NFC, como pulseras deportivas, relojes smartwatch, altavoces, pegatinas, etc. Lógicamente, deberemos indicar al sistema cuáles de ellos serán los que nos ofrezcan la requerida situación de confianza.

Smart Lock

  • Sitios de confianza. Gracias al sistema de geolocalización por GPS, nuestros dispositivos pueden reconocer en todo momento el lugar en el que se encuentran. Mediante esta opción, podemos registrar los lugares en los que no nos solicitará el desbloqueo de pantalla porque suponemos que son seguros. Lo más aconsejable es indicar solo las posiciones completamente seguras, como la de nuestro hogar.
  • Cara de confianza. La herramienta también puede funcionar si reconoce nuestra cara a través de la cámara. Previamente deberemos memorizarla en el sistema. Esta posibilidad es de las menos interesantes, ya que alguien con una cara similar podría desbloquear el sistema, además de que el reconocimiento facial no siempre funciona adecuadamente.
  • Desbloqueo por voz. Debemos memorizar nuestra voz diciendo “Ok, Google”. Podremos entonces desbloquear el dispositivo solo pronunciando esta expresión. También resulta poco seguro y peligroso, pues una voz similar podría desbloquearlo con facilidad.
  • Detección corporal. Basado en el movimiento. Una vez lo desbloqueamos, permanece en ese estado mientras detecta los movimientos habituales que se producen al llevarlo encima. Activará de nuevo el bloqueo cuando detecte que lo hemos dejado en algún sitio.

Esta herramienta es interesante para mejorar la comodidad de uso, sobre todo para aquellas personas que encienden y apagan el dispositivo continuamente a lo largo del día, pero indudablemente conlleva cierto riesgo. Debemos ser prudentes y escoger cuidadosamente las situaciones en las que queremos inactivar el bloqueo de pantalla, ya que ante un funcionamiento erróneo o mal programado, toda nuestra información quedaría accesible para cualquiera que lo encontrara.

Deja un comentario