Con la navegación privada no dejarás huella en tu equipo

Los dispositivos que utilizamos para navegar por Internet almacenan información acerca de nuestras acciones. Quedan guardados rastros sobre todo lo que hemos visto y en ocasiones hasta lo que hemos escrito.

La navegación privada, disponible en todos los navegadores, evita que queden guardados estos datos y nos pone a salvo de miradas indiscretas.

La navegación privada evita que otras personas sepan las páginas que hemos visitado

Debemos conocer qué información queda guardada y cómo evitarlo si creemos que alguien de nuestro entorno pudiera estar interesado en espiar nuestras acciones en Internet.

¿Qué información guarda un navegador?

Cuando navegamos por Internet el navegador guarda información como:

  • La relación de todas las páginas visitadas o historial de navegación.
  • Las imágenes de esas páginas, aunque solo las hayamos visitado durante un instante
  • Pequeños archivos que facilitan la navegación futura en esas páginas y que también aportan información, las conocidas cookies.
  • Si se ha configurado así, todos los datos que escribamos en formularios, como nombre, DNI, cuentas personales, cuenta bancaria e incluso las contraseñas que utilizamos para entrar en lugares restringidos.
  • El historial de archivos descargados.
  • Incluso nuestra sesión puede quedar abierta en algunos servicios según hayamos configurado el diálogo del inicio, lo que permitiría que pudieran suplantar nuestra identidad.

Como ejemplo, Chrome nos muestra todos los apartados que guarda y la posibilidad de borrarlos.

La navegación privada evita que otras personas sepan las páginas que hemos visitado

Toda esta información almacenada puede ser consultada por cualquiera que tenga acceso al mismo equipo. Evidentemente, en muchos casos, puede resultar demasiado comprometida como para que caiga en manos de ciertas personas.

¿Cómo borrarla?

Todos los navegadores cuentan con la posibilidad de eliminar esos datos guardados en cualquier momento. Para ello debemos acudir a las opciones que encontraremos en sus menús de configuración.

Chrome: Icono de menú > Configuración > Mostrar configuración avanzada > Borrar datos de navegación

Firefox: Icono de menú > Opciones > Privacidad > Historial > Limpiar su historial reciente

Internet Explorer: Icono rueda dentada > Opciones de Internet > General > Historial de exploración > Eliminar

Microsoft Edge: Icono de menú > Configuración > Borrar datos de exploración > Elegir lo que se debe borrar

No obstante, también todos los navegadores cuentan con la posibilidad de navegar de forma privada o de incógnito, de modo que no guardan ningún tipo de información que luego se pueda rastrear.

¿Cómo y cuándo usar la navegación privada?

Será la opción recomendada siempre que naveguemos a través de equipos ajenos, como en los hoteles, el ordenador de un amigo, en el trabajo, etc.

Encontramos esta posibilidad en todos los navegadores y dispositivos. Veamos, a modo de ejemplo, cómo activarla en alguno de los navegadores más habituales:

    • Chrome en un ordenador: Icono de menú > Nueva ventana de incógnito o Ctrl+Mayús+N

La navegación privada evita que otras personas sepan las páginas que hemos visitado

    • Chrome en el teléfono: Icono tres puntos > Nueva pestaña de incógnito

La navegación privada evita que otras personas sepan las páginas que hemos visitado

    • Firefox en un ordenador: Icono de menú > Nueva ventana privada

La navegación privada evita que otras personas sepan las páginas que hemos visitado

    • Safari en iPad: Icono “ventanas” > Nav. Privada

La navegación privada evita que otras personas sepan las páginas que hemos visitado

    • Microsoft Edge en ordenador: Icono de los tres puntos > Ventana InPrivate nueva

La navegación privada evita que otras personas sepan las páginas que hemos visitado

 

Recuerda, si navegas a través de un equipo público o ajeno, tanto ordenador, tablet como teléfono, utiliza la navegación privada.

 

Speak Your Mind