Cómo medir la velocidad de Internet en nuestros dispositivos

Buena parte de nuestras actividades con ordenadores y dispositivos móviles depende de nuestra conexión a internet. La agilidad con la que funcionan los programas y las aplicaciones de nuestros equipos puede verse limitada en gran medida por la velocidad con la que nos conectamos a Internet.

Medir la velocidad de Internet en nuestros dispositivos

La imagen corresponde al medidor de velocidad de Movistar

Cuando comprobamos la velocidad de conexión, los resultados obtenidos nos indican principalmente dos valores diferentes:

  • De bajada: la velocidad en bits por segundo de los datos que llegan desde exterior hasta nuestro dispositivo, por ejemplo para cargar páginas Web, ver vídeos de YouTube o recibir imágenes en un video chat.
  • De subida: en este caso es el valor de la velocidad de carga de información desde nuestro equipo hacia Internet. Hasta la llegada de la fibra óptica a nuestras instalaciones, era muy inferior a la de descarga, pero con esta tecnología conseguimos velocidades equivalentes de subida y de bajada.

Parece, por tanto, una buena práctica medir la velocidad de conexión real que conseguimos, principalmente para confirmar que el proveedor de Internet está cumpliendo con lo que hemos contratado.

¿Por qué medir la velocidad de conexión a Internet?

La velocidad podría verse afectada por algunos de estos motivos:

  • El proveedor no consigue proporcionarnos la velocidad contratada y prometida. Por tanto, deberíamos exigirle que nos la aumentara o al menos que nos redujera el precio.
  • El equipo que nos proporciona la conexión en casa no funciona adecuadamente o está anticuado para las conexiones actuales.
  • En caso de usar router Wifi, podemos tener problemas de velocidad por estar demasiado lejos, por problemas con interferencias o incluso porque tengamos algún vecino conectado que nos roba una buena parte del ancho de banda.

Solo haciendo mediciones en diferentes dispositivos y lugares de la casa sabremos si tenemos o no un problema real de velocidad de conexión.

¿Qué valores serían los esperados?

En casa u oficina

Los valores que obtendremos serán en Mbps (Megabits por segundo). En el peor de los casos, veremos los resultados en Kbps, valores todavía habituales si no se dispone de fibra óptica en la instalación.

  • Si conectamos un equipo directamente al router mediante cable, la velocidad esperada debe ser exactamente la contratada. Las diferencias deberían ser mínimas.
  • Si realizamos la comprobación a través de Wifi, siempre que estemos cerca del emisor y nuestro equipo cuente con tecnología actual, los valores también deberían ser los contratados, aunque sería tolerable alguna pérdida no muy importante.

En las conexiones de datos

  • Cuando nos conectamos en el exterior con nuestros dispositivos móviles, la velocidad de conexión puede verse limitada por diferentes aspectos, como la cobertura, la saturación de la zona, el propio dispositivo, etc.
  • También por la tecnología que utiliza nuestro dispositivo.
  • Actualmente las redes más extendidas son del tipo 3G y 4G. La 3G puede oscilar entre los 5 y los 40 Mbps tanto de subida como de bajada. La 4G puede alcanzar valores muy superiores, desde los 100 Mbps y superar los 1000.

¿Cómo medir la velocidad de conexión?

Página Web

Solo tenemos que realizar una búsqueda en Internet para que nos aparezcan multitud de páginas que nos comprobarán nuestra velocidad de conexión en un instante.

Quizá una de las más utilizadas y más fiable sea Speedtest.net. Solo tenemos que abrirla en nuestro navegador y pulsar sobre ‘Inicio’. Nos permite cambiar el servidor desde el que hacemos la prueba, aunque en general no necesitaremos modificar este detalle ya que el sistema escoge el más adecuado de forma automática. Podemos probar con más de un servidor para ver si aparecen diferencias en la velocidad obtenida y así comprobar cuál sería la máxima posible.

Medir la velocidad de Internet en nuestros dispositivos

En caso de que queramos comparar resultados en diferentes lugares de la casa, deberemos escoger siempre el mismo servidor para evitar que ello pudiera influir en los valores obtenidos.

Aplicaciones móviles

Podemos hacer uso de aplicaciones en teléfonos y tablets que nos informarán de nuestra velocidad, tanto con nuestras conexiones Wifi como con datos.

Medir la velocidad de Internet en nuestros dispositivos

También encontramos varias aplicaciones en las tiendas oficiales, pero otra vez, la más utilizada y mejor valorada es Speedtest, disponible de forma gratuita tanto para Android como para iPhone.

Extensiones para navegadores

Si queremos comprobar a menudo la velocidad de un equipo, quizá una opción interesante sea instalar una extensión en el navegador Chrome. De este modo, con un simple clic en nuestra barra de herramientas realizaremos rápidamente tantos tests como deseemos.

Medir la velocidad de Internet en nuestros dispositivos

Podemos instalar la extensión de Speedtest para Chrome desde este enlace.

Speak Your Mind