Cuidado con las falsas ofertas de trabajo por Internet

Aunque este tipo de timo tuvo su auge durante el peor momento de la pasada crisis, este sistema de engaño, por desgracia, se sigue utilizando en la actualidad.

Cuidado con las falsas ofertas de trabajo por Internet

Hay personas sin escrúpulos que se aprovechan de la desesperación de aquellos que buscan empleo para lucrarse con pequeñas estafas. Ofrecen entrevistas de trabajo o falsos empleos tentadores a los que, para acceder, nos obligan a desembolsar alguna cantidad de dinero de un modo u otro.

En qué consiste el timo

Existe una gran variedad de modos con los que los timadores pueden engañar a sus víctimas en este tipo de estafas, especialmente a través de redes sociales, whatsapp y otros medios de comunicación rápida.

Nos pueden llegar ofertas falsas de empleo por correo electrónico, mensajería, anuncios fraudulentos, páginas Web emergentes, etc. Los objetivos de los estafadores pueden ser varios:

  • Conseguir nuestra información personal sensible, como datos bancarios, DNI, contraseñas, etc. con el fin de suplantarnos la identidad o de venderla al mejor postor. Es el caso del mensaje que mostramos a continuación, que llegaba por Whatsapp masivamente anunciando un empleo en Mercadona con un sueldo de 1.250 euros al mes y que fue difundido por la Policía.

    Cuidado con las falsas ofertas de trabajo por Internet

    Facilitar nuestros datos a un delincuente, incluida fotocopia de DNI, le permitiría, por ejemplo, solicitar créditos en algunas entidades financieras a nuestro nombre y gastarse el dinero en lo que mejor le pareciera.

  • Conseguir dinero directamente. Muchas estafas de este tipo exigen que desembolsemos una cierta cantidad de dinero inicial para materiales o formación que nunca llega. También como depósito que debemos pagar como muestra de interés y que supuestamente nos devolverán el día de la falsa entrevista. Tras abonar el dinero por algún medio no rastreable, no podremos seguir contactando con ellos.
  • Intermediarios en transacciones bancarias. Este quizá sea el peor de los timos en el que podemos caer. Nos proponen ganar una comisión o porcentaje solo por recibir un dinero en nuestra cuenta y luego transferirlo a otra. En este caso estaríamos cayendo en una red de blanqueo de dinero internacional y con el tiempo, la Policía nos acusaría de fraude fiscal, con riesgo grave incluso de ir a prisión.
  • Números de tarificación especial. A menudo, para poder acceder a la falsa oferta de trabajo debemos hacer una llamada a algún número telefónico especial. El coste de la llamada lo recibirá en gran parte el propio estafador, por lo que intentará que llamemos el mayor número de veces posible y que nuestras llamadas sean de gran duración. Estos números pueden comenzar por 803, 806 o 807 y si la llamada la hacemos desde un teléfono móvil aún nos costará más.

Cuidado con las falsas ofertas de trabajo por Internet

Cómo reconocer si es una oferta es real o fraudulenta

Hay algunas pistas que nos deben hacer, al menos, sospechar de la veracidad de la oferta.

  • Nos llega de forma inesperada por algún medio electrónico
  • El origen no es la propia empresa o alguna dedicada al empleo en la que nos hayamos registrado
  • Solicitan algún tipo de adelanto de dinero por cualquier razón
  • Solicitan datos bancarios o los datos de la tarjeta de crédito
  • Nos obligan a llamar a números de tarificación especial
  • Utilizan cuentas de correo electrónico genéricas @gmail, @hotmail, @outlook, etc.
  • La oferta permanece publicada durante mucho tiempo
  • Ofrecen sueldos por encima de lo esperado
  • Los horarios son extremadamente flexibles

Ante cualquier atisbo de sospecha, lo que debemos hacer es contactar de algún modo con los responsables de la empresa que supuestamente ofrecen el empleo. Bien a través de su página Web, por formularios de contacto, correo electrónico, llamada telefónica, Whatsapp, etc. siempre encontraremos un modo de preguntar directamente para confirmar la veracidad de la oferta.

Qué hacer si hemos sido estafados

Denunciarlo a la Policía es, además de nuestro derecho, también una obligación. Solo con la ayuda de estas denuncias y la información que aportan, los cuerpos policiales pueden investigar y dar con los estafadores. Si guardamos silencio por desidia o porque consideramos que la estafa es de un importe muy pequeño, los delincuentes quedarán impunes y nunca llegará a los oídos de la Policía o no lo tendrán en cuenta como delito masivo.

Algunos lugares donde denunciar estas estafas en España son:

Speak Your Mind