Para qué sirve cifrar el teléfono móvil y cómo hacerlo

Cifrar el contenido de un teléfono móvil es una medida adicional de seguridad que podemos adoptar para que su contenido sea inaccesible por otras personas. Las aplicaciones, documentos, fotos, etc. quedan ilegibles aunque se logre acceder a la memoria por cualquier medio.

Para qué sirve cifrar el teléfono móvil y cómo hacerlo

Los teléfonos y tabletas Android más recientes ya vienen con esta medida implementada por defecto. También los dispositivos móviles de Apple ya hace unos años que cifran su contenido sin necesidad de que el usuario lo configure.

Pero en muchos dispositivos Android que no son de última generación, la posibilidad de cifrar o encriptar su contenido es una opción configurable desde el apartado de seguridad.

Ventajas de mantener el dispositivo cifrado

En el caso de pérdida o robo del dispositivo móvil, nadie podrá llegar a ver nada de lo que tengamos almacenado en su memoria. Todo el contenido permanece cifrado mediante una clave y no es posible descifrarlo si no se conoce. Si alguien intentara su lectura, solo vería una serie de signos y letras del todo incomprensibles.

Esa clave está asociada al método de bloqueo de acceso que necesariamente deberemos configurar para proteger nuestro dispositivo. Puede ser una serie de números y letras, pero también puede ser la huella dactilar, patrón, etc. De ese modo:

  • El contenido queda inaccesible a través del propio teléfono, simplemente, porque impedimos el acceso.
  • Pero ese contenido también es ilegible aunque conectemos el dispositivo, por ejemplo, a un ordenador. No es posible leer sus archivos, fotos, contactos, aplicaciones, etc., nada de lo que allí está guardado se puede leer de ningún modo si no se conoce la clave.

Esta es la razón por la que ni siquiera la Policía en sus investigaciones más sofisticadas pueda extraer información de algunos teléfonos involucrados en delitos importantes. O que le cueste mucho tiempo lograrlo dedicando todo tipo de tecnologías de hackeo.

Desventaja de cifrar el dispositivo

Como el dispositivo debe realizar el descifrado de la información para mostrarla continuamente, debe dedicar más recursos de procesador y memoria. Estas acciones pueden ralentizar algo el funcionamiento de los equipos más antiguos y con menos capacidad.

Cómo cifrar los teléfonos Android

En primer lugar deberemos comprobar si nuestro dispositivo ya viene de fábrica con la opción de cifrado configurada. De ser así, posiblemente no podamos ni inactivarla, es un requisito para su funcionamiento.

Para comprobarlo deberemos ir a Ajustes del dispositivo > Seguridad  > Cifrado

Para qué sirve cifrar el teléfono móvil y cómo hacerlo

Si no está cifrado, nos aparecerá la posibilidad de hacerlo. Debemos tener en cuenta que el proceso puede llegar a tardar bastante tiempo dependiendo del número de archivos a cifrar, de la velocidad del teléfono, de si contiene tarjeta externa de memoria y su velocidad, etc. Puede demorar hasta una hora e incluso más.

Como el proceso de cifrado no puede detenerse, o podríamos llegar a perder todo o parte del contenido de forma irrecuperable, solo se puede activar cuando tenemos el dispositivo cargado por encima del 80 % de batería y además lo tenemos conectado al cargador.

El sistema nos mostrará algunos avisos sobre el proceso y sus consecuencias cuando iniciemos el cifrado.

Para qué sirve cifrar el teléfono móvil y cómo hacerlo

Si queremos volver a tener el teléfono sin la opción de cifrado, deberemos restaurarlo al estado de fábrica, pero recordemos que en ese proceso perderemos todos nuestros archivos.

Conviene saber que, aunque tengamos nuestro dispositivo cifrado, podremos seguir accediendo a nuestras fotos, vídeos y cualquier otro archivo que tengamos guardado en él a través de un ordenador. Solo hay que conectarlo mediante un cable USB y activar la opción adecuada en la pantalla del teléfono. Lógicamente, solo podremos hacerlo si conocemos el desbloqueo del teléfono que nos permite acceder a dicha opción y por tanto descifrar el contenido.

Speak Your Mind