Anuncios en el móvil: por qué salen y cómo eliminarlos

Los anuncios en el móvil suelen ser un síntoma de que se ha instalado alguna aplicación maliciosa en el dispositivo.

anuncios en el móvil

En ocasiones vemos teléfonos móviles, tablets y ordenadores plagados de anuncios no deseados. Sus dueños no saben cómo han llegado a sus dispositivos y suelen sospechar de un ‘virus‘.

Efectivamente, no están desencaminados. Cuando vemos anuncios en el móvil o en el ordenador en cada pantalla que abrimos, nos llegan notificaciones publicitarias, o nos salen mensajes pop-up mientras navegamos por Internet, lo más probable es que se hayan instalado en nuestro dispositivo programas maliciosos de publicidad, conocidos como adware.

Sin embargo, los anuncios invasivos solamente son el síntoma visible de este tipo de malware. Pues detrás de la molesta publicidad se pueden esconder otros problemas más relevantes para nuestra privacidad.

Los adwares están hechos para que sus autores se lucren con los accesos a lugares patrocinados, pero también con la información de los usuarios infectados. Por ejemplo: el historial de búsqueda o los datos que rellenamos en los formularios de las páginas web.

Algunos malwares de publicidad tienen la capacidad de instalar otros programas que se ejecutan en segundo plano, por lo que no vemos lo que hacen. Así, sin que lo sepamos, pueden redirigirnos a otras páginas web o ver lo que hacemos mientras navegamos por Internet. Incluso podrían llegar a robarnos las credenciales de acceso a nuestros servicios.

¿Cómo eliminar los anuncios en el móvil?

Lo primero que debemos hacer para eliminar un programa malicioso es poner a nuestros antivirus a funcionar. Si no tenemos ninguno instalado, aquí te recomendamos algunos antivirus gratuitos para Android.

Lo normal es que nuestra solución de seguridad detecte al programa causante de los anuncios en el móvil o en el ordenador. Sin embargo, puede que el propio malware esté impidiendo que se ejecute el antivirus. Cuando esto ocurre, podemos hacer uso de la herramienta Rkill, que detiene los procesos que dificultan la desinfección. Hecho esto, podremos analizar sin ningún problema nuestro dispositivo y eliminar el adware.

Para detectar las aplicaciones maliciosas que están provocando los anuncios no deseados, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) recomienda herramientas como Malware Bytes, que tiene opciones para ordenador y móviles Android e iOS. Para que inicie el proceso, será necesario actualizarlo antes de utilizarlo. De esta forma, reconocerá a los programas maliciosos recientemente descubiertos.

Para asegurar nuestros teléfonos al máximo, también es recomendable el uso de la aplicación CONAN Mobile, de la OSI e INCIBE. Esta app realiza una auditoría de nuestro dispositivo mostrándonos aplicaciones sospechosas y configuraciones no seguras. Así, nos ayuda a reforzar su seguridad.

Por otra parte, debemos también revisar la configuración de nuestro navegador. Ya que algunos adwares modifican ajustes como la página que se abre al inicio. Haremos lo propio con la configuración de nuestro dispositivo, ya sea ordenador o móvil, para revisar que todo está en orden y el programa malicioso no ha tocado nuestras preferencias de seguridad y privacidad.

¿Cómo ha llegado la publicidad no deseada a mi dispositivo?

Después de todo el proceso que has seguido para recuperar el estado normal de tu móvil, tablet u ordenador, es probable que quieras evitar que vuelva a ocurrirte una situación similar.

Para que no vuelva a colarse adware en tus dispositivos, es necesario que sepas cómo ha llegado hasta ahí. Probablemente ha sido al realizar alguna de estas malas prácticas:

  • Instalar una aplicación maliciosa
  • Realizar descargas desde lugares no confiables
  • Visitar páginas web maliciosas o de dudosa legalidad
  • Hacer clic en enlaces o banners maliciosos

Sabiendo esto, para evitar que el malware llegue a nuestro dispositivo, sigue estos consejos:

  • Instala aplicaciones sólo desde tiendas oficiales y verifica los permisos que piden antes de instalarlas.
  • Descarga programas sólo desde páginas oficiales y realiza una instalación personalizada que te permita ver qué estás aceptando durante el proceso. Por ejemplo, podrás desmarcar casillas que solicitan instalar software adicional.
  • Al navegar por Internet, verifica que las páginas son seguras. Para ello, asegúrate de que empiezan por https y tienen al lado un candado cerrado. Cuando realices estas comprobaciones podrás ver que algunas páginas tienen al lado un texto que dice «No es seguro». Cuando veamos esto sabremos que todo lo que hacemos en esa web puede afectar a nuestra seguridad y privacidad.
  • Verifica todos los enlaces antes de hacer clic en ellos. No sólo los que sean de texto, sino también los botones y banners. Para saber a dónde nos llevan, tan solo tenemos que pasar el ratón por encima (sin clicar) y fijarnos en la esquina inferior del navegador. En los móviles, podremos ver la página a la que nos quiere redirigir manteniendo pulsado el enlace o la imagen.
  • Ten instalado y actualizado un antivirus.

Siguiendo estos consejos, mantendrás tus dispositivos a salvo de la instalación de programas maliciosos que alteren su funcionamiento.

Deja un comentario