Rompamos las cadenas…de emails

Todos hemos recibido correos electrónicos con algún contenido que nos parece interesante por alguna razón y que reenviamos a nuestros amigos para que ellos también lo vean. Estamos contribuyendo a crear una cadena de mensajes que muchas veces tiene como finalidad recopilar el mayor número de correos electrónicos válidos como sea posible.

El objetivo último es crear una lista de correos que luego se vende ilegalmente y que se utiliza para transmitir un virus o para el envío masivo de correo no deseado o spam.

Cadena

Podemos encontrar mensajes de lo más variados pero todos ellos tienen en común que nos incitan a compartirlo. Pueden ser presentaciones en PowerPoint preciosas, con paisajes y música relajante, o quizá has recibido el típico mensaje alarmante que nos dice que hace falta sangre urgentemente en algún hospital, o que se ha perdido un niño, etc.

En algunos casos son tan simples que sólo viene un escrito que dicen que si lo reenvías a 20 personas conseguirás todos tus deseos más anhelados.

A veces nos informan de algo que creemos muy conveniente compartir, como por ejemplo que no se nos ocurra abrir determinado mensaje porque nos formateará el disco duro. O aquel que nos anima a enviar mensajes, cuantos más mejor, para ganar un iphone o similar.

Son innumerables los tipos de mensajes que se crean con esta finalidad, por lo que a veces resulta un poco difícil distinguir si son una trampa para cazar correos o si es simplemente una cadena entre amigos que se ha creado por lo interesante de su contenido.

Pues si después de usar nuestro sentido común todavía pensamos que lo queremos enviar, no hay ningún problema. Podemos hacerlo, pero tengamos en cuenta los siguientes consejos.

  • Seleccionar bien nuestros contactos, no reenviarlo a toda nuestra lista de correos porque seguramente no a todo el mundo le interesa. Es conveniente crear listas de contactos en nuestros programas gestores de correo para facilitar estos envíos.
  • Enseñar a nuestros amigos a no continuar estas cadenas y a que no se reenvía todo lo que se recibe. Algunos pueden llegar a ser muy pesados enviando todo tipo de correos con o sin interés.
  • Pero lo más importante es:

  • Borrar del cuerpo del mensaje el texto que se va acumulando en los sucesivos envíos, donde se recogen las direcciones de email de todos los que anteriormente lo recibieron. No cuesta nada, acostúmbrate a hacerlo. Deja sólo lo que sea necesario para comprender el mensaje.
  • Reenvía con CCO. Todos los gestores de correo tienen la opción de enviar los mensajes en la modalidad de ‘copia oculta’, es decir, que ninguno de los receptores puede ver a quién más se lo has enviado. Se hace incluyendo las direcciones de envío en el apartado CCO ó BCC que encontramos en la sección de envío de mensajes.
  • Por favor, difunde este mensaje a todos tus contactos y en un futuro no muy lejano… comprobarás cómo mejora el tráfico de correos no deseados en tu bandeja de entrada.

    Gracias.

    Speak Your Mind