Códigos QR, cada día más habituales

Casi todo el mundo ha visto ya en algún lugar estos códigos de forma cuadrada y formados por algo parecido a una nube de puntos, conocidos por códigos QR (Quick Response). Podemos encontrarlos ya en muchos lugares y en el futuro, muy probablemente, los veremos mucho más.

Código QR de Hijosdigitales

Contienen información codificada que podemos leer por medio de un smartphone o tablet. Debe contar con cámara, que es habitual ya en todos estos dispositivos, y tener instalada alguna de las muchas aplicaciones que permiten interpretar este código. Se ejecuta la aplicación y sólo con acercar de forma suficiente la cámara al código, lo reconoce y nos muestra la información que contiene y lo que podemos hacer con ella.

Son la evolución de los códigos de barras que vemos en casi todos los artículos que están a la venta. Es éstos sólo se pueden almacenar números, pero los QR admiten letras y símbolos de otros lenguajes, como el chino o el japonés. La información que puede almacenar es mucho mayor.

En la imagen de arriba viene codificada únicamente la ruta URL de nuestro blog. La aplicación de nuestro Smartphone reconocerá el código, nos mostrará la URL (https://www.hijosdigitales.es) y nos propondrá visitar la web. Es una de las utilidades más inmediatas de este sistema, el acceso a páginas Web mediante la lectura de códigos. Es mucho más cómodo utilizar este sistema para localizar páginas que escribir toda la ruta, que a veces puede llegar a ser muy larga.

Aunque aparentemente no aporta muchas ventajas y parece que no vaya a tener mayor trascendencia, lo cierto es que las aplicaciones son muy numerosas y la creatividad de la gente parece no tener límite a la hora de inventar nuevas utilidades. El secreto del éxito está basado en su estrecha relación con diferentes ámbitos de Internet y en el rápido crecimiento de los dispositivos móviles inteligentes.

¿Qué se puede hacer con estos códigos?

Hay ya muchos ejemplos sorprendentes, veamos alguno.

  • Podemos crear un código QR e imprimirlo en nuestra tarjeta de visita. Cuando alguien lo lee, tiene toda nuestra información, con nombre, dirección, empresa, correo electrónico, páginas web que queramos incluir, etc. El teléfono le permitirá guardar directamente toda esa información como nuevo contacto en la agenda, además de visitar las webs, o enviar un correo electrónico por ejemplo.
  • Las empresas lo utilizan como elemento para ampliar información sobre un producto o sobre toda la empresa. Pueden estar incluidos en folletos, carteles publicitarios, envases, etc.
  • Una función interesante, que ya comentamos en una entrada anterior, es la compra de productos online desde cualquier lugar, como catálogos, revistas o desde imágenes murales especialmente pensados para ello, como los pasillos del metro.
  • Pueden mostrar vídeos subidos a Internet lo que permite, por ejemplo, hacer alguna felicitación de una manera más especial, adjuntando el código a una carta, postal o correo electrónico. El vídeo dedicado se puede ver directamente en el móvil
  • Se puede utilizar para pasar información de un móvil a otro. Las aplicación instalada nos permite crear un código a partir, por ejemplo de un contacto. Lo mostramos en la pantalla y otro móvil puede leerlo y almacenar ese contacto inmediatamente.
  • Podemos crear códigos y mostrarlos por pantalla o compartirlos por internet con cualquiera y éstos pueden contener: contactos, nuestra tarjeta de presentación, direcciones URL, enlaces a aplicaciones, a imágenes propias del móvil, eventos de un calendario, ubicaciones geográficas mediante coordenadas, emails, etc.
  • También pueden utilizarse para descargar directamente aplicaciones o juegos para el smartphone.
  • Como etiquetas impresas y adhesivas, pueden emplearse para identificar a las personas rápidamente, por ejemplo en fiestas o grandes convenciones. Incluso para saber dónde se encuentra cada persona en cada momento, combinado con controles de acceso restringido.
  • Se han utilizado para facilitar las donaciones rápidas ante grandes catástrofes, como el terremoto de Japón.
  • En Noruega, una compañía de autobuses ha incluido en cada parada uno de estos códigos. Al leerlo nos informa de la ruta y de los horarios de cada autobús. Además permite escribir comentarios que quedarán registrados para esa parada y que otras personas podrán leer.
  • Por supuesto, permiten conectarnos directamente con cuentas de Twitter, Faceboook u otras redes sociales tan sólo con leer el código, lo que ayudará más aún a su éxito.

Puedes encontrar aplicaciones para utilizar estos códigos en la tienda virtual de tu móvil, muchos de ellos son gratuitos. Te permitirá leerlos y también crearlos a partir de información que tengas guardada y de la que encuentres por Internet.

También desde el PC podemos crearlos (y leerlos mediante la webcam utilizando algún programa específico, pero no es lo más práctico) instalando algunos de los complementos que nos ofrecen los navegadores, por ejemplo “Código QR del URL” en Chrome.

Speak Your Mind