Dispositivos electrónicos en la conducción y sus sanciones

Utilizar cualquier dispositivo electrónico que implique disminuir nuestra atención en la conducción es sin duda un grave riesgo que nunca deberíamos correr, por nuestra seguridad y por la de los demás. Conducir un vehículo es algo complejo y aunque terminamos por hacerlo de forma casi inconsciente, lo cierto es que requiere de toda nuestra atención y sabemos que el menor despiste al volante puede acarrear las peores consecuencias.

Por ello, queremos insistir en que si utilizáis cualquier aparato electrónico en vuestro coche o moto, lo hagáis de forma totalmente segura y sin poner en riesgo la conducción en ningún momento.

Dispositivos electrónicos en la conducción y sus sanciones

No obstante, la Guardia Civil y otros cuerpos de la policía nos lo van a recordar cada vez que nos vean hacerlo, mediante la correspondiente multa y en algunos casos la retirada de puntos.

Infracciones más frecuentes y sus sanciones

  • Manejar el móvil, el GPS, programar el “manos libres” o el anti-radar mientras conducimos, es falta grave: 200 euros y 3 puntos.
  • Colocar el GPS en un lugar del parabrisas que impida una buena visión de la carretera, por ejemplo cerca de los ojos del conductor, conlleva sanción: 200 euros, sin puntos. Especial cuidado para aquellos que utilizan un iPad u otro tablet como GPS.
  • Frenar bruscamente para evitar que un radar te pille puede ser considerada una conducta temeraria: 200 euros y 4 puntos.
  • Utilizar un inhibidor de radar: 6.000 euros y 6 puntos. Se trata de un tipo de anti-radar ilegal, ya que, además de detectar los radares fijos y móviles, anula su señal, impidiendo a la policía captar la velocidad. Además, se sanciona a los talleres que lo instalen con multas de 3.000 €.
    Se pueden utilizar los anti-radares que usan una base de datos y un GPS para advertirte que te acercas a un radar y los que detectan sus ondas, conocidos como detectores.

  • Maniobras ‘raras’ con el coche son sancionables hasta con 200 €, pueden acusarnos de conducción negligente y de generar situaciones de riesgo o peligro para otros usuarios de la vía. Pueden producirse por diferentes razones relacionadas con el GPS u otros dispositivos:
    • La caída del propio aparato o algún accesorio, como un disco, con el consiguiente descuido a la conducción.
    • Dudar ante las indicaciones del GPS y zigzaguear, no señalizar la maniobra, no ceder el paso, o incluso ir demasiado lento, ya que en autovía o autopista la velocidad mínima es 60 Km/h.
    • Meternos en una zona peatonal o dirección prohibida por la falta de actualización de los mapas del navegador.

  • Cuidado con el manos libres que utilizas, tiene que estar homologado para usarse en el coche. Esto es: debe permitir total libertad de movimientos al realizar la llamada, por lo que no puede ir colocado sobre la oreja del conductor – en otros países, como Inglaterra, estos dispositivos no están prohibidos -. De utilizarlo, pueden multarnos como si fuéramos escuchando música con cascos: 200 € y 3 puntos.
  • Auriculares: esta prohibido conducir usando cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, 200 € y 3 puntos.

Fuente de datos: Autofacil

Speak Your Mind