MEMOTO, una minicámara para dejar constancia de TODO

¿Qué opinan de la posibilidad de llevar encima una cámara que vaya lanzando fotos en todo momento?

Es más, plantéenselo de otra manera, ¿qué opinan del hecho de que otras personas con las que interactúan a diario lleven estas cámaras y Ustedes tan si quiera sean conscientes de ello dado su tamaño? ¿Parece sacado de una película de ciencia ficción?

Pues bien, en breve llegará al mercado Memoto.

Memoto minicámaraMemoto es una minicámara para registrar todo lo que haces durante el día, TODO. Tiene un tamaño similar al del un iPod shuffle (en la foto comparamos el tamaño con un bolígrafo) y realiza fotos automáticamente cada medio minuto cuando lo llevas puesto en la solapa, colgado del cuello, etc. Por el contrario si lo guardas en un bolsillo o similar se apagará.

Memoto no es sólo una cámara de 5Mp, además incorpora un GPS para geolocalizar las fotos. (Miles de fotos geolocalizadas… interesante). Es fácil de manejar dado que no tiene botones, se controla desde nuestro smartphone inalámbricamente mediante una app que debemos instalar. Para la batería la duración aproximada es de dos días y se carga al conectarlo al ordenador. Además, al conectar el dispositivo al PC las fotos pasan a los servidores “en la nube”.

Bien, ya sabemos más o menos lo que es Memoto. Ahora le podemos dar diversos enfoques.

Para los más escépticos el enfoque sería un nuevo gadget que debo llevar encima para salir de casa, otro gadget al que debo recordar cargarle la batería…

El enfoque totalmente opuesto sería pensar que gracias a Memoto podremos recordar cada momento de nuestras vidas, conservar cada recuerdo, etc. ¿No suena mal del todo, no?

Pero pensemos un ejemplo, si nos lo ponemos para el día de la boda de un amigo en el que salimos de casa a las 17.00 de la tarde y llegamos (como pronto) a las 2.00 de la madrugada… a foto cada 30 segundos tendríamos… 9 horas, 540 minutos… lo que se convierte en 1080 fotos. ¿Al llegar a casa nos vamos a sentar a verlas y a borrar las que no valgan la pena? Teniendo en cuenta que se van haciendo automáticamente muchas de ellas serán inservibles. ¿O simplemente las guardaremos por si acaso?

Y ya no hablemos si lo llevo puesto todos los días ¿es realmente útil o necesario tener registrado todo lo que hago durante una mañana en la oficina?

Se me ocurren más preguntas, ¿les parece correcto que cualquier otra persona con la que me cruzo por la calle me realice fotos desde su Memoto? ¿Querrán mis amigos venir a una de mis cenas si saben que voy a llevar este aparatito encima? ¿Se sentirán cómodos? ¿Tendré en algún momento tiempo (y ganas) de sentarme a ver todas las fotos que voy creando con los días? ¿Y si estos gadgets se acaban poniendo de moda entre menores de edad que van fotografiando a compañeros de colegio?

Personalmente aunque, a lo mejor, como algo puntual para un viaje puede resultar interesante para nuestra vida diaria yo no lo veo de mucha utilidad.

Mezclar, hoy en día, una cámara de este tipo con las redes sociales puede resultar bastante complejo.

Al final acabaremos siendo captados en fotos de personas que ni conocemos simplemente por cruzarnos con ellas en plena avenida, que esto a parte de incómodo puede llegar a ser ilegal. Supongo que lo problemático no es Memoto propiamente dicho, sino quién adquiere estos nuevos gadgets y para qué piensa utilizar todas las fotos que ha capturado.

Iremos viendo en cuánto lleguen al mercado.

Después de todo esto, ¿qué opinan de los nuevos gadgets que llegan a nuestras manos? ¿Habían oído hablar de Memoto? ¿Piensan comprarse uno?

Imagen procedente de la web de Memoto

Deja un comentario