Sweetie era una trampa para atrapar pedófilos en Internet

Una ONG holandesa, Terre des Hommes, dedicada entre otras cosas a la defensa de los derechos de los niños en todo el mundo, ha elaborado una curiosa trampa para desenmascarar a pedófilos que circulan por Internet.

Es noticia en todo el mundo por lo peculiar del método y sobre todo por las cifras extraordinariamente elevadas de usuarios detectados que pretendían tener relaciones con menores de forma virtual, online.

El “experimento” gancho ha estado funcionando únicamente durante 10 semanas y durante este tiempo han sido detectadas más de 20.000 personas interesadas en la relación pedófila, repartidas por 71 países de todo el mundo y de todas las condiciones sociales.

Sweetie era una trampa para atrapar pedófilos en Internet

Ha consistido en la creación de una niña virtual que, aunque realmente era una animación, aparenta ser una niña real de 10 años con rasgos asiáticos y de origen filipino. La niña aparecía en chats y páginas frecuentadas por individuos que buscaban estas relaciones y entablaba conversaciones con adultos. Enseguida las conversaciones se subían de tono y muchos usuarios le pedían que se quitara la ropa y que empezara con acciones de tipo sexual.

Sweetie era una trampa para atrapar pedófilos en Internet

Los investigadores pronto se vieron desbordados y no fueron capaces de registrar a todos los usuarios involucrados, como era su intención inicial. De los 20.000 contactos detectados como interesados, lograron registrar e identificar a 1.000, para posteriormente trasladar esa información a las autoridades policiales de Holanda.

Lo que pretendían dar a conocer con esta investigación es la existencia de un turismo sexual por internet que se realiza con ayuda de la webcam, a través de la cual los menores realizan acciones sexuales para adultos a cambio de dinero.

No sabemos la repercusión legal que tendrá para los individuos descubiertos, probablemente ninguna, pues seguramente no será delito intentar sexo con una imagen virtual aunque simule ser menor de edad. Pero el hecho importante que demuestra es la existencia de muchas personas en el mundo, más de las que creemos, que utilizan internet con todo tipo de intenciones depravadas. La Red, que tantas virtudes tiene, también esconde a este tipo de individuos y puede utilizarse para fines tan indeseables.

Se puede ver un pequeño ejemplo de cómo actúa esta niña virtual en este vídeo de YouTube publicado por Euronews.

Speak Your Mind