Cuando la culpa es de los padres

Hoy publicamos en el blog un artículo de opinión de uno de nuestros colaboradores que, aunque ya ha participado otras veces, prefiere mantenerse en el anonimato. Muchas gracias a nuestro autor por el artículo y a nuestros lectores por las opiniones compartidas.

Me gustaría que leyeseis esta noticia (del 3 de enero de 2014), y luego nos pararemos a pensar un poco. Además me gustaría mucho que a las reflexiones que yo me hago, le añadieseis las que consideréis oportunas.

Culpa de los padres

Clic para ampliar

Algunas consideraciones y dudas al respecto.

  1. ¿Qué hace un niño de menor de 12 años con un móvil en el colegio?
  2. ¿Qué clase de educación recibe un niño menor de 12 años en casa, que se conecta con el móvil a dos páginas pornográficas?
  3. ¿Qué hace un padre en la AEPD denunciando al director de un colegio, porque ha “pillado” a su hijo haciendo algo que no debía?
  4. ¿Qué hace el mismo padre en la audiencia nacional recurriendo una decisión de la AEPD?
  5. ¿A ese padre no le da “vergüenza”, explicar por dos veces que su hijo veía porno a través del móvil?
  6. ¿Después de hacer el ridículo esas dos veces, no hay “castigo” alguno para el padre?
  7. Y la última y más importante. ¿Siguió el padre creyendo que había obrado bien después de una denegación de incoación de expediente y una sentencia contraria a sus intereses?

Por desgracia, solo tengo respuesta para la última pregunta, y me juego la vida contra un Martini blanco, que aún cree que hizo bien.

Y ahora una reflexión que usé en otra ocasión que colaboré en este blog: en España para ser titular de una línea telefónica, debes se mayor de edad y estar completamente identificado, por lo que el titular del teléfono es el padre.

Por tanto, al igual que la guardia civil te denuncia en un control de radar, y envía la multa a tu casa, dado que eres el titular del vehículo, diciéndote que en caso de no ser tú el conductor, lo identifiques o pagues la multa, y luego si le habías dejado el coche a tu cuñado ya te apañarás con él, del mismo modo el menor, ha hecho un mal uso de un bien cuyo titular es su padre.

Por este razonamiento, si al menor, se le hubiese ocurrido amenazar desde el móvil a la niña que lo denunció, lo cual es delito, entonces hubiese bastado con que la denuncia se hubiese puesto contra el titular de la línea desde la que se han cometido esos delitos, y entonces el padre  hubiese estado en un apuro.

La última reflexión.

Está claro que los niños vienen sin manual de instrucciones, y que siempre se ha dicho que es más fácil criar a los hijos de tus vecinos que a los tuyos, pero si el niño obra mal, y el padre lo defiende a capa y espada, ya que en ningún momento habla de lo que hizo su hijo, sino de que se transgredió la intimidad de su hijo, entonces ¿qué clase de educación estamos dando en nuestras familias?

Espero vuestros comentarios.

Comments

  1. Francisco says:

    Me parece que algunos padres no crian hijos, si no monstruos. Luego nos extrañamos de chavales que van por ahí haciendo barbaridades.

    La educación de los hijos es una tarea fundamental para los padres. Los padres no hemos nacido sabiendo ser padres ni nos dieron el manual de padres al procrear, pero es evidente que con cariño, paciencia y disciplina es posible educar medianamente en condiciones a un hijo. Está claro que hay niños que son difíciles de ‘criar’, pero como padres tenemos la obligación de hacerlo lo mejor posible. Si no estamos dispuestos, mejor no tenerlos.

    Hay padres que en lugar de hijos parece que tienen granos en el culo, y muchas veces es culpa de los propios padres (como es el caso)… una pena !!!

Speak Your Mind