Cuidado con el día de San Valentín

Cuidado con el día de San ValentínHemos escrito mucho sobre el oportunismo que demuestran los ciberdelincuentes cuando lanzan sus ataques para alcanzar al mayor número de personas posible. Suelen aprovechar grandes eventos o noticias de impacto para que caigamos en algún tipo de trampa, normalmente movidos por la curiosidad.

El día de San Valentín es uno de esos eventos que con toda seguridad genera millones de intentos de ataques y toda clase de timos en Internet. Deberemos mantener la guardia bien alta y estar atentos para distinguir con la suficiente antelación lo que puede ser un simple acto cariñoso y romántico de aquello que busca aprovecharse de nuestra buena voluntad para por ejemplo robarnos nuestra información personal.

Mantengamos los ojos abiertos, desconfiemos de todo aquello que nos haga sospechar mínimamente sobre su procedencia y seamos cautos con nuestras acciones en Internet.

  • Correos inesperados. Podemos recibir correos relacionados con el día de San Valentín malintencionados procedentes tanto de personas desconocidas como de conocidas. A veces los ataque son masivos desde direcciones extrañas, pero en ocasiones, nuestros propios amigos caen en la trampa y se infectan con programas capaces de enviar felicitaciones personalizadas o avisos de cualquier tipo a toda su agenda de contactos. Desconfiemos especialmente de los mensajes que puedan llegar por email con archivos adjuntos y con enlaces a páginas web. Antes de seguir un enlace, preguntad a su autor.
  • Aplicaciones. Hay innumerables aplicaciones para móviles y tablets que nos ayudan a tener un detalle romántico, como fotos decoradas, postales románticas, fondos de pantalla o frases ocurrentes para este día. Debemos utilizar solo aquellas que proceden de las tiendas oficiales y desconfiar de las que nos aparecen como publicidad en páginas Web o redes sociales. Siempre que instalemos una app, recomendamos revisar los permisos a los que tiene acceso y rechazar las que solicitan permisos desproporcionados, como el envío de SMS.
  • Compras. Como siempre, para realizar compras por Internet, siempre es preferible utilizar páginas con reputación contrastada, ante la duda, siempre es positivo buscar información sobre la tienda en Internet. No debemos hacer caso de las “gangas”, precios excesivamente económicos suelen ser ganchos para incautos. Al realizar compras, utilizar sistemas de pago seguros y solo páginas que cuenten con transmisión de datos cifrada, -empiezan por “https//”-.
  • Sexting. Y cuidado con la tentación de enviar fotos con contenido sexual. La distribución generalizada de este tipo de fotos de forma pública es un problema que no sólo afecta a los famosos. Si perdemos el control de una de estas imágenes o vídeos, podremos ser víctimas de chantaje, humillación o acoso y nos resultará prácticamente imposible hacerla desaparecer. Además, en caso de menores de edad, el solo hecho de enviarla es contemplado como delito.
  • Redes sociales para buscar pareja. No debemos relajar nuestras medidas de privacidad y precaución ante desconocidos en un día como este. Cuidado con la información personal que se ofrece y a quién se ofrece. Y en caso de quedar personalmente con desconocidos, extremar las precauciones acudiendo a sitios con afluencia de público y contar a algún conocido dónde vamos a estar y con quién.

¡Feliz día de San Valentín!

Deja un comentario