Última conexión: 05:16

Cuando un joven de hoy en día ve a una parejita de ancianos cogidos de la mano paseando tranquilamente por el parque esta suele ser su reacción: “Míralos qué monos, en estos tiempos es como si no existiera el amor”. Y es que es cierto que, dejando aparte el tema de que a día de hoy la mujer es independiente y el divorcio parece haberse convertido en un simple trámite, lo cierto es que actualmente las parejas duran mucho menos y se está volviendo mucho más sencillo “renovar” la situación sentimental. ¿Será causa de la evolución de la raza, que nos estará haciendo cambiar? O… ¿Tendrán algo que ver las relaciones sociales que nosotros mismos hemos creado?

Está claro que atrás quedaron las cartas con perfume, el libro con la flor el día de Sant Jordi y las llamadas desde las cabinas telefónicas. Hay que renovarse, sí, pero… ¿Hasta qué punto? El WhatsApp y el Facebook facilitan mucho el inicio de una relación: Conversaciones eternas hasta la madrugada, notas de voz y sonrisas tontorronas al otro lado de la pantalla. No obstante, muchas veces pueden poner punto y aparte, o incluso punto y final.

“Vaya por dios, mi novio estaba conectado dos horas después de decirme buenas noches, a saber con quién hablaría”.

Ni con su madre, ni con su tía, ni con su amigo que está dando la vuelta al mundo, no. Lo más fácil es pensar, después de ver su última conexión, que tiene una aventura o que está empezando a tontear con cualquier chica de por ahí. Y entonces, después de ver alguna noche que otra un “en línea” o un “última conexión: 05:16” empiezan las investigaciones.

No sabemos con certeza lo retorcidas que podemos llegar a ser las mujeres o lo celosos y posesivos que son algunos hombres. ¿Os habéis parado a pensar, todo lo que se puede llegar a descubrir por internet? Si tienes un poco de tiempo libre puedes averiguar qué fotos le gustan a tu pareja o los comentarios que le pone a la gente. No parece nada pero, nunca se sabe dónde puede llegar la mente humana. Las conversaciones de Facebook nos revelan también la ubicación desde donde se envió el último mensaje, así que si pretendéis darle una sorpresa a alguien que habite en un lugar lejano tened cuidado; desconectad el localizador del móvil que os puede jugar una mala pasada. E igual que cualquiera puede cotillear los lugares donde se tomaron tus últimas fotos, si es que tú lo puedes publicar, una exnovia celosa puede utilizarlo para descubrir por dónde te mueves normalmente, y los lugares que sueles visitar.

Pueden parecer cosas sin importancia pero al final todas llevan al mismo sitio: Violación de la intimidad. Día tras día parejas discuten por temas relacionados con las redes sociales, por fotos que no son de su agrado o por “Me has leído y ni si quiera te has dignado a contestar” Tener tanta información al alcance de nuestra mano nos está robando el verbo que nos suele guiar al triunfo: Confiar. Es más lo estamos sustituyendo por mezclar demasiadas piezas que no encajan e imaginar. Y la imaginación ha conseguido sacar las mejores novelas de la historia, pero recuerda: Todo en exceso, cualquier cosa, es mala. Así que, si no quieres que el mundo tecnológico acabe dominando tu vida, aprende a seleccionar.

Comments

  1. hola: busque a una persona en face y ahora cada vez que quiero buscar a alguna otra persona que empieza con la misma letra, lo primero que aparece es esa persona. Se entiende? Necesito sacarla, porque es la ex de mi novio y no quiero que vea que entre. aclaro que no la tengo de amiga. gracias

Speak Your Mind