El ciberbullying con las autolesiones y autodifamaciones en Internet

Según algunos estudios, la angustia vivida por las víctimas del ciberacoso o ciberbullying puede desencadenar conductas auto lesivas y auto difamatorias.

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre el fenómeno del acoso que se produce a través de los medios actuales de comunicación, Internet y redes sociales, conocido como ciberbullying y que afecta especialmente a los menores, jóvenes y niños, desde edades muy tempranas.

La conexión perpetua a la red de los dispositivos actuales y la falsa sensación de anonimato que aparenta internet, hace que el hostigamiento alcance niveles insoportables para la mayoría de los adolescentes que lo sufren.

Pero de lo que lo que actualmente se viene hablando en los foros especializados es de la propensión de estos adolescentes a causarse daño a sí mismos, compartiéndolo públicamente en las redes sociales y otros medios y la relación que parece puede tener este comportamiento con el ciberbullying. Según algunos estudios y opiniones de especialistas, Internet está detrás de muchas de estas conductas anómalas de los jóvenes, como las autolesiones o las autodifamaciones. Los síntomas depresivos que causan este comportamiento tienen su origen en muchas ocasiones en el acoso y falta de aceptación de los demás, y ello se ve amplificado enormemente cuando se produce en Internet, como explica en su estudio la Australian Catholic University (en inglés).

La especialista Julie Lynn Evans, psicoterapeuta infantil con 25 años de experiencia, ha realizado recientemente unas declaraciones donde explica que nunca en su vida profesional ha estado tan ocupada y se pregunta si los teléfonos inteligentes están convirtiendo a los niños en mentalmente enfermos:

En la década de 1990 tenía uno o dos intentos de suicidio al año. Ahora, llego a tener hasta cuatro al mes.”

“Claramente algo está sucediendo. Está aumentando de forma evidente el número de niños depresivos, que se autolesionan o anoréxicos que vienen a verme y siempre tiene algo que ver con el ordenador, Internet y el teléfono inteligente.”

En el año 2013, el suicidio de una niña de Inglaterra de 14 años fue noticia tras conocerse que era víctima de un acoso continuo a través de la red social Ask.fm. Los padres denunciaron a esta red social, pero sorprendentemente, lo que las posteriores investigaciones descubrieron es que el 98% de esos mensajes se los había mandado ella a sí misma.

Lo que parece claro es que muchos menores están utilizando Internet para mostrar conductas anómalas y buscan allí el reconocimiento y la identificación con grupos afines. Las redes sociales, especialmente las que permiten la participación de forma anónima, han visto proliferar estos contenidos de forma alarmante.

El ciberbullying con las autolesiones y autodifamaciones en Internet

Como muestra de esta proliferación, vemos por ejemplo que Tumblr, red social basada en contenidos tipo blog con posibilidad de comentar y compartir con toda la comunidad y donde encontramos muchos de estos comportamientos, ha decidido mostrar avisos de ayuda a los usuarios que realizan búsquedas “sospechosas”. El siguiente aviso aparece al buscar contenidos relacionados con ‘selfharm’ (auto lesión) o ‘suicidio’.

El ciberbullying con las autolesiones y autodifamaciones en Internet

Curioso que este aviso aparece en correcto español, pero lo ha hecho mayoritariamente cuando he buscado los términos en inglés, es algo que creo deberían mejorar sus administradores.

Como en otras ocasiones comprobamos que Internet, además de ser una herramienta fabulosa, también tiene un “lado oscuro”.  Es importante conocer que existe y los riesgos a los que se pueden enfrentar especialmente los adolescentes, tanto en este tipo de problema como en muchos otros.

Como padres y tutores, tenemos la obligación de observar el comportamiento de los menores y ser capaces de detectar estos conflictos emocionales a tiempo. Debemos saber que en muchas ocasiones está relacionado con el ciberbullying y que cualquiera puede llegar a ser una víctima de éste. Conocer la existencia de estos entornos en Internet y cómo actúan los menores en ellos puede ayudarnos a prevenir y enseñar los riesgos, evitando el problema antes de que ocurra.

Speak Your Mind