Cuidado con los préstamos preconcedidos por SMS

Los intentos de estafa nos llegan por todas partes. No solo los correos electrónicos o páginas maliciosas de Internet entrañan riesgos. Otros medios aparentemente más inofensivos también pueden ser utilizados para intentar engañarnos, como los mensajes de WhatsApp o los conocidos SMS o mensajes cortos.

No es de extrañar que uno de nuestros lectores haya tomado precauciones ante un mensaje SMS que ha recibido en su teléfono y que le ha parecido sospechoso. Nos ha remitido una captura de pantalla de ese mensaje para que lo investigáramos.

Cuidado con los préstamos preconcedidos por SMS

Recibir avisos por SMS de nuestra entidad bancaria es relativamente corriente, desde códigos de seguridad para realizar transferencias, anuncios de sus productos, incluso avisos de préstamos preconcedidos.

Pero lo que hace especialmente dudoso y diferente a este mensaje es que nos soliciten una respuesta por SMS.

Nunca debemos enviar mensajes SMS a números desconocidos, aunque el mensaje recibido pueda resultarnos familiar. Solo debemos hacerlo si reconocemos el número de destino y sabemos con seguridad a quién le estamos escribiendo.

De lo contrario, el envío de nuestro mensaje podría activar uno de esos servicios Premium con el que nos suscribiríamos a una serie de noticias por SMS y que nos costaría un buen dinero al fin de mes.

Pero en este caso, el mensaje enviado es realmente de Bankia, aunque utiliza un método de contacto muy poco aconsejable. De hecho, levanta tantas sospechas que la búsqueda en Internet del número 638454544 remitente devuelve varias páginas en las que aseguran que es un intento de estafa.

Tras investigar un poco sobre el SMS en cuestión, podemos responder a nuestro lector que el mensaje parece fiable, que Bankia utiliza ese número para contactar con sus clientes.

¿Por qué levanta sospechas?

  • La razón principal por la que el mensaje parece una estafa es porque nos solicita el envío de un SMS de respuesta. La mayoría de bancos, cuando nos proponen algún producto a través de un mensaje, nos proporcionan algún número de teléfono de contacto o simplemente nos invitan a que pasemos por la oficina más cercana. También podrían animarnos a visitar su página Web donde encontrar la oferta publicitada. Las solicitudes de envíos de SMS siempre deben levantar nuestras sospechas.
    En el siguiente ejemplo similar, de Bankinter, vemos que nos indican un teléfono gratuito para llamar en caso de estar interesados.
  • Cuidado con los préstamos preconcedidos por SMS

  • El remitente es un número. La mayoría de bancos y empresas “serias” envían sus mensajes SMS con remitentes personalizados. No es ningún signo que nos garantice seguridad, pero su ausencia despierta cierta desconfianza.
    Por ejemplo, aquí, vemos cómo este otro banco indica claramente su nombre en la procedencia del mensaje.
  • Cuidado con los préstamos preconcedidos por SMS

  • Mensaje inesperado. Si hemos recibido otros mensajes fiables procedentes del mismo banco con ese número y reconocemos la procedencia no debe alertarnos. Pero si, como en este caso, el mensaje es aislado, parece lógico que despierte sospechas.

Ante cualquier mensaje inesperado y sospechoso, debemos estar alertas y desconfiar de una manera razonable. Lo indicado en estos casos es llamar o visitar la oficina del banco más cercano que nos propone el préstamo.

Speak Your Mind