Drivy Open permite alquilar un coche, localizarlo y abrirlo con el teléfono

La idea de alquilar coches entre particulares ayudados por las comunicaciones en Internet no es nueva. La compañía Drivy cuenta ya hace unos años con una Web donde hacerlo con suma facilidad.

Solo tenemos que indicarle la zona en la que deseamos encontrar un coche de alquiler, las fechas de inicio y fin y los kilómetros estimados que vamos a recorrer para que el sistema nos ofrezca la oferta de vehículos y precios que se adaptan a nuestras necesidades.

Drivy Open permite alquilar un coche, encontrarlo y abrirlo con el teléfono

Tras rellenar nuestros datos, nos pondrá en contacto con el propietario del vehículo que hayamos escogido para formalizar el contrato de alquiler y concretar los detalles, como firma, entrega de llaves, etc.

Pero esta compañía recientemente ha dado un paso de gigante y ha desarrollado un sistema que permite el alquiler entre particulares sin ni siquiera movernos de casa. Toda la gestión la hacemos desde el teléfono, incluso la localización del coche, la apertura de la puerta y la devolución en el lugar indicado.

Drivy Open permite alquilar un coche, encontrarlo y abrirlo con el teléfono

Qué es Drivy Open

El propietario que desea alquilar su coche mediante este sistema debe instalar los elementos necesarios para automatizar las funciones. Pero de esta instalación se ocupa directamente Drivy. Esencialmente consiste en un dispositivo capaz de conectarse a Internet vía datos, como cualquier teléfono, que lleva asociado un programa preparado para obedecer las órdenes que recibe a través de la red.

Drivy Open permite alquilar un coche, encontrarlo y abrirlo con el teléfonoPero cuenta con más elementos tecnológicos, como el que permite abrir y cerrar el vehículo mediante el teléfono, localizarlo en todo momento a través de GPS e incluso la posibilidad de inmovilizarlo si el propietario detecta que lo han sustraído.

La empresa opera en España, Francia, Alemania, Austria y Bélgica, cuenta con más de 1 millón de usuarios y 38.000 coches preparados. Actualmente podemos utilizarlo en Barcelona, aunque se producirá una expansión en breve, siendo Madrid la siguiente ciudad donde su llegada es inminente.

Cómo funciona

La persona que quiere alquilar un coche por este medio debe utilizar la aplicación Drivy, disponible para Android y para iPhone. En la creación de su perfil debe facilitar información importante, como su carnet de identidad, de conducir, etc.

Con la aplicación podrá escoger el vehículo que más le interese, sin necesidad de entrar en contacto con el propietario. El proceso se desarrolla 100% con el móvil, con el que podrá localizar el coche en la calle e incluso abrirlo sin necesidad de llaves, siempre que se encuentre en el periodo de alquiler previsto y supervisado por la propia aplicación.

El conductor encontrará las llaves en el interior del vehículo que utilizará para ponerlo en marcha y conducirlo. Tras el alquiler, deberá dejar de nuevo las llaves en su interior, aparcarlo en alguna zona establecida y cerrarlo. Ya no podrá abrirlo de nuevo.

El conductor tiene la obligación de comprobar el estado de la carrocería antes de empezar a utilizarlo. Para ello utiliza una serie de fotografías del vehículo que lo muestran desde todos los ángulos y que el propietario ha incluido en la aplicación. Cuando finaliza el alquiler, el conductor debe realizar nuevas fotografías del coche para demostrar el estado en el que lo devuelve.

El propietario pone el precio por día y por kilometraje y otras condiciones, como el lugar de devolución. De lo abonado por el conductor, el 17% es para pagar un seguro especial que cubre estos alquileres y que lo gestiona también la empresa. El 13% se lo queda la compañía, así que el propietario recibe el 70% del total.

¿Y la seguridad?

El sistema tiene incluidas herramientas que permiten supervisar todo el funcionamiento de vehículo.  Permite controlar la apertura de las puertas, el kilometraje, el combustible, la velocidad y la localización. Asimismo cuenta con un sistema inmovilizador de arranque, que impide que pueda ser utilizado incluso en caso de robo.

Pero lo que puede llegar a ser una preocupación es la seguridad del sistema informático utilizado. Ya sabemos que los ciber delincuentes pueden romper la seguridad de casi cualquier sistema, por lo que éste, en caso de extenderse lo suficiente, podría llegar a convertirse en un buen reclamo.

Esperemos que los técnicos de la aplicación hayan cumplido con todos los requisitos de seguridad necesarios para que no haya intrusos que, con una simple aplicación e incluso desde cualquier ordenador con Internet, puedan ir abriendo y cerrando coches vulnerables, incluso inmovilizarlos.

Speak Your Mind