Aplicación para Android Parental Click, una ayuda frente el acoso escolar

Las aplicaciones para el control parental siempre son bien recibidas por los padres que cuentan con niños a su cargo. Parental Click es una nueva aplicación con funciones de control parental que han desarrollado especialmente para ayudar a proteger al menor frente al acoso escolar y otros riesgos propios de Internet.

Aplicación para Android Parental Click, una ayuda frente el acoso escolar

Actualmente los casos de acoso escolar que sufren los niños están íntimamente relacionados con Internet, redes sociales, servicios de mensajería instantánea, etc. Se convierten casi inevitablemente en casos de ciberbullying. Las burlas, insultos y vejaciones se pueden producir en persona, en relación física, pero normalmente continúan y se amplifican en cualquiera de las muchas redes sociales existentes.

Los padres preocupados por estas situaciones y otras actividades arriesgadas que los niños pueden vivir en el entorno de Internet pueden hacer uso de Parental Click. Es una aplicación para dispositivos Android desarrollada en España por un equipo de psicólogos infantiles y técnicos en seguridad que permite la supervisión de todo lo que sucede en el teléfono y redes sociales de los niños, siempre con el consentimiento expreso del menor supervisado.

¿Qué necesitamos?

Si tenemos a nuestro cargo niños que son usuarios de teléfonos móviles, algo completamente habitual hoy día, quizá nos interese utilizar las funciones de una aplicación como esta.

  • El primer paso es crearnos una cuenta como padres en la página Web de Parental Click. Nos registraremos con usuario y contraseña para poder acceder a nuestro panel de control personal y todos los servicios disponibles.
  • Si queremos que la aplicación sea útil realmente, deberemos utilizar la versión de pago. Existe la posibilidad de probarla de forma gratuita, pero las funciones que aporta esta última versión son muy escasas y casi resultan inútiles. Solo proporcionan el servicio relacionado Facebook e Instagram en plataforma Web, lo que excluye cualquier actividad con el teléfono.
  • Deberemos instalar la aplicación en el dispositivo móvil del hijo o hija, siempre con su consentimiento.
  • Daremos de alta en el sistema Web tantos hijos como requiramos y configuraremos las opciones para cada uno de ellos basándonos en su edad y en lo que queremos supervisar.

¿Cómo funciona?

El sistema no tiene como fin el espionaje de los hijos. Su objetivo es conseguir que el menor recapacite antes de actuar en Internet. Para ello se deben pactar unos hábitos, normas y límites que no debe rebasar y que se pueden supervisar de forma transparente desde la página de control a la que acceden los padres.

  • Permite visualizar las fotos y vídeos que el menor manda y le mandan, aunque sean borradas.
  • Es posible geolocalizar el teléfono de forma automática en el mapa si no se recibe respuesta por parte del menor.
  • Permite revisar el historial de navegación, páginas visitadas de Internet.
  • Es posible ver y escuchar las llamadas recibidas y realizadas. Incluso las no contestadas.
  • Muestra la lista de aplicaciones instaladas en el dispositivo móvil.
  • Permite consultar la agenda de contactos y avisa cuando agrega o elimina alguno.
  • Asimismo es posible ver todo lo que hace en las redes sociales Facebook e Instagram, siempre que haya compartido con nosotros su contraseña de acceso.
  • Cuenta con un servicio de encuestas tipo test periódicas para valorar el grado de madurez del menor. Ayuda a anticipar su reacción en situaciones de riesgo.
  • “Botón del fuerte”. Ante una situación de emergencia, el menor puede activar la grabación de vídeo y audio de forma sencilla. El dispositivo captará toda la información de la situación de riesgo, como una agresión o bullying, y la mandará a los padres con la ubicación del lugar donde se ha producido de forma silenciosa.
  • Ante situaciones de emergencia, los padres pueden activar algunas funciones en modo oculto. Normalmente la supervisión se produce de forma transparente y por tanto visible por el menor.

Uso como prueba legítima

Según los autores de esta aplicación, la información recogida a través de su sistema de supervisión puede ser utilizada como pruebas legales en procesos judiciales. Los archivos cuentan con los datos de la geolocalización y por supuesto de la hora y fecha en la que se produjeron.

Además, para evitar posibles problemas relacionados con la vulneración de la intimidad del menor, éste acredita de forma fehaciente su consentimiento autorizando los servicios mediante la aplicación conforme se los va solicitando el padre. La conformidad queda guardada como requisito indispensable para que el servicio funcione.

Mediante esta aplicación, los padres pueden detectar fácilmente si su hij@ está siendo víctima de abusos, extorsión, engaños, etc. También si participa en acciones como agresor o realiza otras actividades de riesgo.

Speak Your Mind