Google lanza Family Link, su propio control parental para dispositivos móviles

Family Link es un servicio gratuito de Google diseñado para que los padres supervisen la actividad de sus hijos menores cuando utilizan sus dispositivos móviles. Ahora, los menores de 13 años (o la edad que le corresponda en su país) pueden tener su propia cuenta de Google en un dispositivo móvil, pero funcionará supervisado por uno de los padres o por ambos.

Google lanza Family Link, su propio control parental para dispositivos móviles

Este servicio ya funcionaba en USA desde hace al menos un año, pero es ahora cuando lo lanza para España y para un gran número de países del mundo. Si quieres saber si tu país está incluido en la lista de permitidos, visita esta página.

¿Qué es Family Link?

Es un servicio que nos permite crear una cuenta Google del tipo “gmail”, como las habituales, para que la utilicen nuestros hijos menores en un dispositivo movil. Esa cuenta se crea vinculada a la nuestra y nos permite establecer ciertas reglas de control parental para gestionar y controlar algunas características del dispositivo a distancia y en cualquier momento.

    • Podemos gestionar las aplicaciones que utiliza en su dispositivo, permitiendo o no la descarga desde la tienda. Encontramos diferentes controles, como por edad o permisos puntuales, etc.
    • Controles de tiempo de uso. Muestra informes estadísticos de uso de las diferentes aplicaciones y nos permite establecer límites de tiempo de uso.
    • Horarios restringidos. Por ejemplo, podemos programarlo para que no se pueda utilizar durante las horas de sueño.

Google lanza Family Link, su propio control parental para dispositivos móviles

  • Bloquearlo a distancia y hacerlo sonar aunque esté en silencio.
  • Localizarlo en cualquier momento sobre el mapa. Impide que se inactiven los servicios de ubicación
  • Restringir que instale aplicaciones que no procedan de Play Store
  • Y muchos más detalles que solo con el uso diario podremos conocer a fondo y que posiblemente, ampliarán en el futuro

Google lanza Family Link, su propio control parental para dispositivos móviles

No existe límite mínimo de edad para que configuremos una cuenta a nuestro hijo, se la podemos crear a la edad que queramos. Cuando cumpla la edad establecida en nuestro país para poder gestionarla legalmente por sí solo/a, el sistema le preguntará si desea seguir siendo gestionado por sus padres o si por el contrario quiere convertirla a una cuenta normal.

¿Dónde podemos utilizarlo?

Para poder utilizar este servicio deberemos crear inicialmente una cuenta para el menor. Ese proceso lo podemos iniciar desde nuestro dispositivo móvil tras instalar la aplicación Family Link, disponible tanto para Android (versión 4.4 o superior) como para iOS (versión 9 o superior).

Google lanza Family Link, su propio control parental para dispositivos móviles

Para completar el proceso, debemos registrar la cuenta de nuestro hijo en su teléfono Android que funcione con una versión 7 o superior (de momento no aparece la posibilidad de incluirlo en un iOS). En la ayuda indica que solo algunos modelos con Android 6.0 podrían funcionar, por lo que si es el caso, no está de más intentarlo. En mi caso, lo he probado con un Moto G 2ª gen con V 6.0 y ha funcionado.

Google lanza Family Link, su propio control parental para dispositivos móviles

El dispositivo del menor no puede contener ninguna otra cuenta registrada o no funcionaría esta herramienta. Si permitiera registrar otra, podría utilizarla para sortear los bloqueos o limitaciones establecidos para la suya.

También desde esta página Web podemos gestionar algunas, pero no todas, las posibilidades de Family Link. Podemos utilizarla desde el ordenador, pero para aprovechar todas las funciones deberemos emplear nuestra propia aplicación en el teléfono.

Google lanza Family Link, su propio control parental para dispositivos móviles

Sin duda es una herramienta recomendable para que la prueben todos aquellos padres que tengan hijos menores de edad utilizando dispositivos móviles conectados. Solo se requiere una pequeña inversión de tiempo para configurar tanto el teléfono de los padres como el del hijo o hijos.

Después, conforme el niño vaya creciendo, podremos ir adaptando los permisos cómodamente desde nuestro dispositivo móvil según su madurez y su actitud.

Google pone a disposición de los padres algunos consejos para la correcta gestión de la familia conectada. Puedes saber más acerca de esta interesante propuesta en su centro de ayuda.

Speak Your Mind