Cuidado con los teléfonos de los bancos que aparecen en Google Maps

Recientemente se ha detectado un nuevo método para intentar estafar al usuario de Internet basado en números de teléfono falsos asociados a bancos y que aparecen en la información que nos proporciona Google Maps.

Cuidado con los teléfonos de los bancos que aparecen en Google Maps

Google Maps es un servicio muy cómodo y completo que todos utilizamos para encontrar establecimientos de todo tipo y lugares destacados sobre el mapa. Pero los datos que nos ofrece Maps no incluyen solo la ubicación y fotos representativas del lugar, sino que nos aporta información importante como su horario, teléfono de contacto, página Web, etc.

El problema es que el mantenimiento de esos datos publicados por Google Maps depende en gran medida de los propios usuarios, es decir, cualquiera de nosotros podemos proponer a Google que actualice un determinado dato de una tienda, restaurante, hotel, banco, etc.

Un caso claro de estafa llevado a cabo por este método ha sido difundido desde la India a través de esta publicación (en inglés). Describe cómo una persona fue estafada cuando le sustrajeron de su cuenta algo más de 100 euros tras, supuestamente, hablar con su banco por teléfono.

Aunque este ejemplo se ha hecho público en la India, debemos pensar que el procedimiento seguido por el estafador puede ser imitado por cualquier persona y en cualquier otro país.

Cómo funciona la estafa

El delincuente utiliza las herramientas que Google Maps nos proporciona para proponer un cambio en los datos del banco. Concretamente sugiere sustituir el número de teléfono que allí figura por otro diferente, un número que le pertenece y que atenderá cuando alguien llame.

Cuidado con los teléfonos de los bancos que aparecen en Google Maps

El problema es que estos cambios que podemos proponer a Maps no están correctamente supervisados, al menos hasta ahora. Google se defiende explicando que éste es el método más eficaz para mantener la información disponible actualizada, aunque reconocen estos riesgos. Aseguran que ante casos así reaccionan con rapidez y corrigen los posibles errores. En este caso, evidentemente, no llegaron a tiempo y si no mejoran el sistema, puede volver a ocurrir más veces y en distintos lugares del mundo.

A partir de ese momento, el delincuente lo tiene fácil. Solo tiene que esperar a que algún cliente del banco caiga en la trampa y llame al teléfono falso. Se hará pasar por empleado de la oficina y utilizando cualquier excusa, le pedirá los datos de la tarjeta al cliente. Si logra que le faciliten hasta el número de seguridad CVV que figura en la parte trasera de la tarjeta, podrá utilizarla sin mayor problema para realizar compras por Internet.

Cómo protegernos ante esta estrategia

La medida más evidente es desconfiar de forma razonable de la información que obtenemos en las búsquedas de Google Maps. Pero no vamos a decir que la herramienta sea poco fiable, todo lo contrario, es de una utilidad extraordinaria y prueba de ello es que todos la conocemos y usamos habitualmente con resultados satisfactorios.

No obstante, si tratamos de encontrar establecimientos sensibles como bancos, deberemos estar atentos a este posible engaño y evitar el número de teléfono encontrado allí. Será mucho más seguro entrar en la propia página Web del banco y realizar ahí la búsqueda de la oficina que queramos para consultar su teléfono. ¡Ojo!, asegurémonos de que estamos en la página real del Banco y no en una imitación tipo phishing.

En cualquier caso, debemos saber que desde un banco nunca nos van a pedir el código de seguridad CVV del reverso de la tarjeta, ni probablemente ningún otro dato de esa tarjeta, pues lógicamente ya los conocen. No lo van a hacer ni telefónicamente, ni por chat, ni correo electrónico, ni SMS, ni ningún otro medio de comunicación.

Cuidado con los teléfonos de los bancos que aparecen en Google Maps

Debemos negarnos a dar ese código siempre. Solo deberemos utilizarlo introduciéndolo en formularios para realizar pagos por Internet y siempre en tiendas online que sean de nuestra total confianza.

Speak Your Mind