Los riesgos de descargar programas y juegos ‘pirata’

Descargar juegos gratis, o programas, es una práctica común entre jóvenes y adultos. Sin embargo, debemos conocer los riesgos a los que nos exponemos cuando descargamos ‘keygens’ o ‘cracks’ para ‘piratear’ licencias.

Descargar juegos gratis puede poner en riesgo nuestros dispositivos.

A finales de los años 90 e inicios de los 2000 era muy común que muchos usuarios de Internet descargasen infinitas cantidades de música, series y películas en las redes P2P (peer to peer o redes de igual a igual), como Napster, eMule o BitTorrent.

Hoy en día, con las facilidades que nos dan las plataformas de streaming, esto ocurre con mucha menor frecuencia. Los usuarios ya no ven factible pasarse horas buscando en Internet un archivo de descarga cuando pueden disponer de grandes bibliotecas de contenido pagando suscripciones razonables.

Napster ha pasado a convertirse en una (nada popular) plataforma de streaming y eMule apenas tiene usuarios. Pero BitTorrent sigue siendo una plataforma utilizada por unos 100 millones de personas que en su mayoría buscan contenido gratis.

Todavía se comparte música, películas y series mediante archivos Torrent, pero quizá uno de sus usos más populares sea buscar y descargar juegos gratis. O también programas cuya suscripción no está al alcance de cualquier usuario, como el software de diseño.

Para esto, además del archivo de instalación, se buscan cracks (parches ilegales que modifican el comportamiento de un software original) y keygens (generadores de claves para que una versión de prueba contenga los contenidos de la versión de pago ilegalmente).

Para las aplicaciones móviles y juegos de PC, también se suelen buscar versiones MOD que tienen contenido premium sin necesidad de pagar por el, o también extras que no se incluyen en las versiones oficiales.

El riesgo de descargar juegos gratis

Cuando un usuario descarga o ejecuta cracks, keygens o MODS está asumiendo un gran riesgo para sus dispositivos. Dejando al margen de la ilegalidad de crear o compartir este tipo de software; es necesario tener en cuenta que los ciberdelincuentes aprovechan la tendencia de los jóvenes de descargar juegos gratis para camuflar malware. Lo hacen escondiéndolo bajo el nombre del crack, el keygen o el MOD del último juego de moda.

Esto no ocurre solo con los videojuegos. No nos olvidemos de los programas, con los que también ocurre lo mismo. Una búsqueda del término «Photoshop gratis» arroja 119.000.000 resultados en Google. Esto pone de manifiesto que la búsqueda de software ‘pirateado’ también es muy popular.

Durante el proceso de buscar y terminar descargando una versión ‘pirata’ que funciona bien, existen varias acciones que nos pueden llevar a descargar un malware o poner en riesgo nuestra información personal.

Posibles ciberataques durante el proceso

En primer lugar, tras la búsqueda, nos aparecen miles de resultados de páginas que se dedican a compartir links de descarga. Podemos hacer clic en decenas de ellos hasta encontrar uno que realmente nos lleve a descargar lo que estamos buscando. Durante el proceso, habremos visto gran cantidad de botones de descarga que nos llevan a páginas que piden introducir información como números de teléfono, emails y otros datos.

En este punto, si hemos introducido la información, es probable que nos hayamos suscrito a servicios de SMS premium o que hayamos facilitado nuestro email a listas de spam. Además, si hemos descargado archivos que resultaron no ser lo que se esperaba también es probable que nos hayamos infectado. Hemos podido instalar algún troyano dispuesto a robar la información de nuestro equipo. También hemos podido tener la mala suerte de ejecutar un ransomware preparado para cifrar todos nuestros datos y dejarnos sin acceso a nuestro propio dispositivo.

Algo que también ocurre con mucha frecuencia es que nos hayamos instalado otros programas que no necesitábamos; o que permitiésemos que se cambiase nuestra página de inicio en el navegador.

Otra posibilidad menos evidente es que, incluso cuando se descargue y se ejecute lo que se estaba buscando, también haya algún tipo de malware escondido en el código del software; como programas espía que se ejecutan en segundo plano sin ser detectados por el usuario.

Si decides descargar, protégete

Aunque ya deberíamos intuirlo, ahora podemos tenerlo más claro tras leer la enumeración de ‘ataques’. Cuando nos ponemos a descargar juegos gratis, o programas gratis, estamos asumiendo una posibilidad muy alta de ser infectados. Tanto para nuestros dispositivos como para nuestra información personal. Para protegerse el mejor consejo es no hacerlo, pero si decidimos asumir los riesgos, es imprescindible contar con un antivirus.

No hace falta tener uno de pago si no podemos permitírnoslo. La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) recomienda varios antivirus gratuitos de los que puedes disponer. Pero recordemos siempre algo muy importante: de nada sirve un antivirus si no lo mantenemos actualizado.

Los ciberdelincuentes innovan constantemente para lograr burlar la seguridad de los internautas. Esto hace que los antivirus tengan que actualizarse casi a diario para detectar los nuevos malwares que se van descubriendo. Si marcamos siempre la casilla de actualizaciones automáticas estaremos protegidos de las últimas amenazas conocidas.

1
Deja un comentario

1 Hilos
0 Réplicas
0 Seguidores
 
Más reacciones
Más caliente
1 Autor del comentario
más nuevo más viejo más votado
andres garcia

yo no tengo dinero ademas no me gusta usar eso de paypaly tarjetas debito y/o credito y aunque soy catolico yo descargo juegos que esten en iso o sean portables.