Soffie – tu hogar inteligente

Soffie – tu hogar inteligente

Conocer las extensiones de los archivos mejora nuestra seguridad

La parte final del nombre de los archivos, su extensión, es un dato fundamental en el que debemos fijarnos. Aprender a reconocerlos nos ayudará a mantenernos más seguros.

Extensiones de archivo comunes

Muchos de los ataques informáticos a los que estamos expuestos provienen de archivos que descargamos en nuestros equipos. Contienen virus, también conocidos de forma genérica como malware, que se activan al abrirlos infectando así nuestros sistemas.

Un modo de mejorar nuestra seguridad informática es reconocer los tipos de archivos que pueden ser potencialmente peligrosos. Nunca deberíamos abrirlos cuando comprobamos que no son del tipo que esperamos.

Windows 10 no muestra las extensiones por defecto

Ni Windows 10, ni ninguna de las versiones anteriores de Windows, muestran las extensiones de los archivos por defecto.

Cuando abrimos el explorador de archivos para ver el contenido de nuestras carpetas, los nombres de los archivos aparecen sin la extensión. Debemos modificar una de las propiedades de este explorador de archivos para que se muestren.

Si no lo hemos hecho aún, deberemos revisar que tenemos activa la opción en:

Explorador de archivos > Pestaña Vista > Apartado Mostrar u ocultar > Extensiones de nombre de archivo

Ver extensiones en Windows

Al activarla, veremos cómo todos nuestros archivos muestran al final de su nombre un punto y una pequeña extensión de tres o más letras que identifican el tipo de archivo.

Por ejemplo, veremos cómo nuestras fotos mostrarán .jpg, los documentos de Word .doc o .docx y los PDF mostrarán .pdf.

¿Por qué conocer las extensiones mejora nuestra seguridad?

En general, deberemos mantener una desconfianza razonable ante cualquier archivo adjunto que recibamos de origen desconocido o sospechoso.

Veamos dos posibles ejemplos en los que conocer la extensión de los archivos nos puede ayudar a reconocer un mayor riesgo:

  • El tipo de archivo esperado no coincide con el tipo recibido. Recibimos, por ejemplo, un correo electrónico indicando que nos adjuntan un vídeo que debemos ver porque resulta interesante o divertido. Ese archivo deberá terminar en .mp4, .avi, .mov, .mkv o alguna extensión típica más que deberemos conocer, y ante la duda, buscar por Internet. Si la extensión del archivo NO corresponde con lo esperado, debemos interpretarlo como una señal de peligro.
  • El tipo de archivo recibido es de los que instalan o ejecutan acciones. Nuestras alarmas deben ser aún mayores si el archivo recibido es de algún tipo concreto, capaz de realizar acciones en nuestro equipo, como instalar programas o ejecutar macros en otros programas. Las extensiones más peligrosas son .exe (executable), .bat (batch file), .xls o .xlsx (hoja de Excel), .doc o .docx (documento de Word). NO debemos ejecutar este tipo de archivos, a menos que conozcamos su procedencia y confiemos en ellos.

Extensiones que debemos conocer

Cualquier usuario de ordenador debería reconocer un mínimo número de extensiones comunes y poder identificar el tipo de archivo que representan.

Sin ánimo de elaborar una lista ni exhaustiva ni completa, a continuación mostramos algunas de las más frecuentes con su tipo o programa que identifica:

Extensiones de documentos

  • doc, docx*: documentos de texto propios del programa Microsoft Word
  • xls, xlsx*: de hoja de cálculo de Microsoft Excel
  • ppt, pptx: de presentación de Microsoft PowerPoint
  • pdf: documento de Adobe Acrobat
  • txt: formato de texto plano, simple, utilizado normalmente para guardar registros
  • csv: texto estructurado en columnas, cuyo contenido está separado por comas
  • odt: documento de texto en formato OpenDocument, para alternativas como LibreOffice
  • ods: de hoja de cálculo en formato OpenDocument, para alternativas como LibreOffice

Extensiones de fotos

  • jpg, jpeg: el formato de fotos comprimido más utilizado actualmente
  • bmp: fotos no comprimidas, “mapa de bits”
  • png: formato comprimido que soporta transparencias
  • gif: normalmente usado para imágenes con movimiento
  • ico: archivo de iconos
  • svg: imagen en formato vectorial

Extensiones de vídeos

  • mp4: uno de los más frecuentes y el usado por la mayoría de las cámaras de nuestros teléfonos
  • mov: formato utilizado por QuickTime
  • avi, mpg, divx, mkv: videos con diferentes capacidades de compresión y alta calidad de imagen

Extensiones de audio

  • mp3: con gran capacidad de compresión, es el más utilizado actualmente para almacenar música
  • wav: almacena audio con menor compresión
  • wma: formato de audio desarrollado por Microsoft
  • ogg: formato de alta compresión Open Source
  • flac: audio de alta calidad

Extensiones de archivos comprimidos

  • zip, rar, tar, 7z: archivos que almacenan otros archivos de forma comprimida.

Extensiones del sistema de Windows

  • exe*: documento ejecutable
  • bat*: ejecutable por lotes propio de MS-Dos
  • lnk: enlace hacia otro archivo
  • sys: archivo de sistema
  • dll, ttf, inf, msi, ini…: propios del sistema e Windows con diferentes funciones

* Son extensiones con las que debemos llevar un mayor cuidado si desconocemos su origen, ya que son capaces de instalar programas y realizar acciones sobre el sistema.

Recordemos que, normalmente, un determinado tipo de archivo puede ser utilizado por diferentes programas en nuestro equipo.

Por ejemplo, un archivo .jpg de tipo fotografía, puede ser utilizado por multitud de programas, algunos serán capaces de mostrarnos la foto que contiene y otros, incluso, nos permitirán editarla y modificarla.

Al abrir el archivo desde Windows, siempre se usará un mismo programa, el que hayamos configurado por defecto. Pero podemos cambiar ese comportamiento y elegir el programa que queremos utilizar como predeterminado para cada tipo de archivo o extensión.

5 1 vote
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x