Como podemos mejorar la seguridad en nuestra Smart TV

Desde hace unos años las Smart TV se han convertido en un elemento que está en casi todos los hogares. Poder conectar el televisor a internet nos permite ver una gran cantidad de contenido, pero también hay que tener en cuenta otros aspectos orientados a la seguridad.

Al igual que los ordenadores o los móviles, las Smart TV son equipos inteligentes que se conectan a internet. Esto ya nos obliga a tener cuidado porque seguramente usemos cuentas que utilizamos en otros aspectos de nuestra vida como la cuenta de Gmail por ejemplo.

Pocos usuarios se preocupan de configurar correctamente su Smart TV en el aspecto de la seguridad y la privacidad. En muchas ocasiones, la configuración que viene de fábrica es insuficiente y podría poner en peligro algunos de nuestros datos. Por ello vamos a daros una serie de buenas prácticas muy fáciles de seguir y de implementar en nuestra Smart TV

¿Cómo de insegura puede ser nuestra Smart TV?

Seguridad en la Smart TV

Esto depende mucho del uso que le demos. Hay mucho más riesgo si usamos aplicaciones poco fiables, enchufamos dispositivos externos como memorias USB o discos duros o incluso nos conectamos a alguna wifi pública que esté cerca de casa.

Algo que juega a nuestro favor es que la mayoría de usuarios utilizan las aplicaciones que vienen preinstaladas en la Smart TV y por lo tanto nos quitamos muchos de estos riesgos. Pero a pesar de esto hay que tener una serie de configuraciones que vamos a ir detallando una a una.

Configuraciones a tener en cuenta en nuestro televisor

  • Conéctala solo a la red de tu casa: El principal consejo es el de conectar la Smart TV solo a la red de casa, la cual debe de tener una clave WiFi robusta y evitar que terceras personas se conecten a ella. Hay que evitar conectar la Smart TV a redes públicas o redes abiertas si las hubiera.
  • Acceder a la configuración de seguridad y privacidad: En el apartado de los ajustes del televisor tenemos el apartado de seguridad y privacidad. En este apartado podemos modificar el uso de nuestros datos personales por parte del fabricante o incluso desactivar el modo escucha de nuestra Smart TV. Hay que tener en cuenta que estos dispositivos tienen el asistente de Google, Alexa o Siri y por lo tanto intercambian mucha información sensible. Otro parámetro importante es el de los permisos que tienen cada una de las aplicaciones instaladas y que también se puede configurar.
  • Descargar siempre aplicaciones fiables: Debemos siempre instalar aplicaciones que estén dentro de la tienda de aplicaciones, no debemos instalar aplicaciones externas ya que pueden venir sin esa capa de seguridad que exigen los fabricantes. Instalar aplicaciones de sitios no oficiales puede dejar expuesta nuestra Smart TV a varias amenazas y por lo tanto ponemos en riesgo nuestra privacidad.
  • Navegar de forma segura: Igual que nuestro ordenador o móvil, las Smart TV permiten navegar por internet y, por lo tanto, debemos de tener el mismo cuidado. Debemos evitar webs que no dispongan de un sistema cifrado (HTTPS) y sobretodo no pinchar en enlaces sospechosos.
  • Cuidado con las memorias USB y discos duros: Todo lo que conectemos por las conexiones USB de la Smart TV debe de estar libre de malware. Por ello, no debemos enchufar nada que haya estado previamente en otro dispositivo y no sepamos su procedencia. Sería recomendable escanearlo con el antivirus del ordenador antes de conectarlo a nuestro televisor.
  • Tener siempre la última actualización instalada: El sistema operativo de las Smart TV se actualiza de la misma forma que el de nuestro Smartphone, así que debemos tenerlo siempre actualizado. Esto nos corregirá las posibles vulnerabilidades que tenga y estaremos mucho más seguros. Las actualizaciones casi siempre aportan parches de seguridad ante vulnerabilidades que se van detectando con el tiempo.
0 0 votes
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x