¡Felices compras online por Navidad!

Compras seguras online por NavidadEs un hecho que las compras por Internet crecen año tras año, los usuarios vamos perdiendo el miedo a la compra online, somos más los que compramos y nos dejamos más dinero y desgraciadamente, esto es algo que los ciberdelincuentes conocen muy bien.

Evidentemente por Internet circulan numerosos fraudes relacionados con la venta online, hay personas y páginas dedicadas exclusivamente a sacarnos nuestro dinero a cambio de nada, pero no por ello debemos excluir esta opción de compra. Bastará con ser observadores y comprobar aquellos detalles que nos indican si una página es o no sospechosa de fraude.

Detalles que nos indican si una página es fiable

  1. Busquemos datos identificativos y de contacto. Los vendedores honrados quieren ante todo expresar confianza al comprador y una forma de hacerlo es mostrarse accesible a sus clientes. Debemos encontrar datos como dirección social, NIF, email de contacto y a ser posible un teléfono donde llamar ante una consulta o reclamación, aunque esto último ya es raro encontrarlo, pues la comunicación funciona cada vez más por correo electrónico e incluso por chat.
  2. Marcas o empresas de conocido prestigio. Siempre que podamos deberemos escoger páginas de empresas o marcas conocidas y que nos ofrezcan la suficiente confianza. Son muchas las firmas que aun teniendo establecimientos físicos han diversificado su venta también a través de Internet.
  3. Opiniones y comentarios en Internet. Si se trata de una firma desconocida, será conveniente asesorarse de su reputación buscando información en foros y opiniones de Internet. También es importante leer los comentarios que otros compradores han dejado en la Web, sección que suele figurar en la mayoría de páginas de venta online.
  4. No confundir la página original. Los ciberdelincuentes a menudo recurren a la creación de sitios web falsos con el fin de confundir a los compradores. El proceso consiste en copiar los diseños de sitios web de confianza para hacer creer al usuario que está en una página conocida. Si caemos en la trampa, además de perder nuestro dinero, estaríamos cediendo los datos bancarios para las compras online. El modo de prevenirlo es fijarse bien en la dirección web o URL, su parte principal o dominio (compras.mitienda.es) debe ser idéntico al de la empresa original. Este tipo de timos suelen producirse al seguir enlaces que nos han llegado por correo electrónico de procedencia desconocida o spam.
  5. La letra pequeña. Fijémonos bien en las condiciones de venta antes de comprar, como la política de devoluciones, reclamaciones, plazo de entrega, portes, etc. Las empresas serias ofrecen todo tipo de información al respecto.
  6. Los “superchollos” no existen. Podemos encontrar buenas ofertas, pero desconfiemos de los precios exageradamente reducidos respecto a su precio habitual. Son ganchos para captar nuestra atención que solo buscan quedarse con nuestro dinero y con nuestros datos bancarios.
  7. La gestión de compra siempre con HTTPS://. No demos datos personales, especialmente los bancarios, si la página en la que estamos no trabaja de forma segura. Todas las empresas serias tienen páginas que empiecen por ‘https:’, con la ‘S’ al final, al menos en la zona de pagos, que garantiza que nuestros datos van a viajar de forma cifrada y segura.

Y si estamos seguros de que la página es quien dice ser y que el producto nos satisface, apliquemos además ciertas medidas de precaución:

  1. Una tarjeta de crédito para compras online. Es conveniente utilizar tarjetas virtuales en las que solo cargamos el dinero que vamos a gastar. Nos aseguramos que no tendremos sorpresas tras la compra.
  2. Comprar solo desde dispositivos y conexiones a Internet de confianza. Algunos tipos de malware actúan de modo espía en los dispositivos y capturan los datos bancarios para luego enviarlos a sus creadores. También es posible que nos capturen estos datos si utilizamos una red wifi abierta.
  3. Actualización del sistema operativo y del antivirus. Debemos mantener actualizado el sistema operativo del dispositivo, ya sea Windows, Android, iOS, etc. Asimismo un antivirus debidamente actualizado nos ayudará a descubrir el posible software espía.
  4. Uso de contraseñas seguras. Las páginas de venta online y las que utilizamos como modo de pago requieren registro. Las contraseñas utilizadas para identificarnos deben ser fuertes, con al menos diez caracteres y utilizando letras, números y símbolos.

¡Tengamos unas felices fiestas y no permitamos que los timantes que se esconden tras la Red consigan estropearlas!

Deja un comentario