Fotos de pequeñines no, gracias

¿Recuerdan aquella campaña que hablaba de “Pezqueñines no gracias, hay que dejarlos crecer”? Evidentemente no voy a ponerme a hablar aquí de peces, pero el lema me gustó en su momento y lo voy a rehacer para la campaña que yo misma voy a iniciar #Fotos DePequeñinesNo

Empecemos por el principio, los niños de pequeños son monísimos y dan muchas ganas de enseñar todas sus fotos y vídeos, hasta aquí, lo entiendo. Yo no tengo hijos pero tengo pequeños adorables a mi alrededor, mis sobrinos y sobrinas de los que tengo cientos de fotos, incluso del mayor me atrevería a decir que miles. Algunas de esas fotos o incluso vídeos son extremadamente adorables, otros graciosos, otros entrañables, pero lo más importante, todos esos vídeos son míos, o de mi sobrino o sobrina, o de mis primas o primos (padres y madres de las criaturas). No quiero que todas esas obras de arte sean propiedad de Facebook y Twitter para siempre.

Ahora muchos podéis pensar que yo soy una paranoica, y es cierto, me va en el sueldo. Si te dedicas a la ciberseguridad es normal y bastante esperable que te vuelvas paranoica. Pero vale, no vamos a llegar al tema de qué harán en un futuro Facebook, Twitter o similares con las fotos y vídeos de sus servidores, aunque cuando llegue el momento y veamos qué ideas tienen pensadas ya será demasiado tarde para dejar de subir fotos… pero bueno vayamos a algo más terrenal.

Dejemos ese tema de lado, pensemos sólo en los “amigos” que tenemos en las redes sociales (a veces he llegado a ver perfiles con 900 amigos que juran y perjuran que todos son amigos), ¿queremos que todos esos “amigos” pueden descargar esas fotos y hacer con ellas lo que quieran?  ¿Incluso volver a compartirlas? O por qué no, hacerse una camiseta con la foto. Todo esto sin entrar en si están correctamente configuradas las redes sociales y no son de acceso público, dado que en ese caso nuestro número de “amigos” crecería y superaría con creces los millones.

Pensemos un poco, a todos esos pequeños y pequeñas les quedan muuuuuchos años por delante, ¿de verdad queremos que todas esas fotos monísimas que les hacemos hoy acaben en manos de no sabemos quién el día de mañana? ¿En serio?

Sé que hay más de una leyenda urbana que dice que si no colgamos fotos y vídeos de nuestros pequeñajos adorables es que no les queremos lo suficiente, pero me niego a admitirlo. Además esa leyenda debe haber sido inventada por la misma gente que dice que si no tienes fotos de tu fin de semana en las redes sociales es que no has hecho nada interesante. No se han planteado que igual lo que estaba haciendo era vivir el fin de semana en vez de publicarlo, pero bien ese ya es otro tema.

Yo no estoy en contra de las redes sociales, ni mucho menos, ni tampoco estoy en contra de que se suban fotos o vídeos, pero por favor, algo de moderación y sabiendo lo que hacemos.

Pues ala, dicho queda, y no quiero mirar a nadie en concreto… pero #FotosDePequeñinesNo dejémosles que crezcan y decidan ellos, no se nos olvide que son la primera generación que puede acabar teniendo toda su vida en las redes sociales.

Comments

  1. ¡Buen post! Voy a recomendarlo a algún conocido…

  2. Cristina Meléndez says:

    No puedo estar más de acuerdo!! Este es un tema que llevo anunciando mucho tiempo.
    Enhorabuena por haberlo expresado tan bien!

Speak Your Mind