Musical.ly, red social de vídeos musicales extendida entre los menores

Musical.ly es una aplicación para dispositivos móviles destinada a crear y compartir pequeños vídeos que podemos realizar con nuestra cámara y que siempre tienen un fondo musical.

El resultado de cada grabación es un vídeo de cómo el usuario interpreta un karaoke. En general canta y baila al ritmo de la música durante un máximo de 60 segundos, pero también encontramos vídeos con exhibiciones de cualquier otro tipo, como malabares, acrobacias, mascotas, cocina, etc.

Musical.ly, red social de videos musicales extendida entre los menores

Las opciones de este servicio son ya tan extendidas que podemos considerar que se ha convertido en una red social más. Se puede chatear en público y en privado, etiquetar, dar me gusta, alcanzar diferentes niveles o status, colaborar en las creaciones, buscar por categoría o por afinidad a nuestros gustos e incluso se puede emitir vídeos en directo.

La herramienta permite la edición de los vídeos fácilmente mediante efectos sorprendentes con los que podemos obtener resultados muy llamativos. Cualquiera puede poner a prueba sus dotes de creatividad y mostrarlo al resto del mundo.

Además cuenta con la posibilidad de compartir las creaciones directamente con otras redes sociales, como Twitter, Instagram, Whatsapp, etc. y los perfiles se pueden relacionar con los de Facebook, Youtube, etc. Está disponible tanto para Android como para iOS.

Musical.ly, red social de videos musicales extendida entre los menores

Lo curioso es el éxito que está teniendo especialmente entre los menores, muchos de ellos incluso por debajo de 13 años, edad mínima exigida por la propia red social para crearse una cuenta.

Esta red social cuenta ya con más de 215 millones de usuarios en todo el mundo, destacando especialmente entre el público adolescente e incluso niños.

Riesgos para los menores

Aunque la edad mínima para poder tener una cuenta de una red social en España son los 14 años y Musical.ly deja claro en sus condiciones que no admitirá menores de 13, la realidad es que encontramos adolescentes y niños en su gran mayoría. Muchos de ellos son claramente menores de esas edades.

Musical.ly, red social de videos musicales extendida entre los menores

La Compañía parece que no hace mucho por evitarlo, al menos de forma activa. Indica en su apartado destinado a padres (inglés) que si averiguamos que un menor de 13 años posee una de sus cuentas podemos denunciarlo a través de un correo electrónico para que se la inactiven. Pero es evidente que esa posibilidad resulta insuficiente para evitar el uso masivo de l@s niñ@s.

Los riesgos a los que se enfrentan los niños en esta red social no son diferentes a los que encontramos en cualquier otra, aunque potenciados por estar basada en vídeos.

  • Contacto directo con desconocidos. El sistema permite chatear con cualquier usuario de forma privada, por lo que hay que extremar la precaución especialmente ante la posibilidad de que contacten con adultos que se hacen pasar por niños.
  • Enviar imágenes comprometedoras. Como en cualquier red social basada en imágenes, debemos evitar compartir imágenes de desnudos u otras de carácter sexual.
  • Quedar en persona. A menudo es sencillo localizar a los usuarios por localidad, porque ellos mismos la etiquetan en sus creaciones, por lo que se presta a concertar citas en persona con absolutos desconocidos.
  • Compartir imágenes provocativas. Muchos menores, especialmente las niñas, utilizan estos vídeos para exhibirse con actitudes provocativas, aunque no lleguen a “enseñar” nada explícitamente. Con ello llaman la atención de los desaprensivos que circulan por Internet y se convierten en objetivo claro para el acecho. Además, deben saber que al otro lado alguien puede estar grabando su vídeo, pudiendo utilizarlo en el futuro donde y cuando quiera.
  • Información personal. Muchas veces comparten vídeos con imágenes del colegio, de su barrio o de los sitios que frecuentan. También de su casa, de sus familiares, etc, información personal que nunca conviene hacer pública, y menos si se trata de adolescentes y niños.
  • Insultos, vejaciones, etc. Cualquier usuario puede comentar un vídeo, por lo que en sus comentarios podemos encontrar alabanzas, pero también insultos, acoso y hasta proposiciones para quedar en persona.

Musical.ly, red social de videos musicales extendida entre los menores

Como siempre decimos, las redes sociales y sus posibilidades son asombrosas. Musical.ly, utilizado con buen criterio, es una fuente inagotable de creatividad y entretenimiento. Solo hay que ver algunos de sus vídeos destacados o seguir a los usuarios mejor valorados para comprobar que el ingenio y creatividad no tiene límites.

Si el usuario es un niño o adolescente, es necesario que conozca los riegos que entraña. Sería conveniente que sus vídeos estuvieran supervisados por algún adulto y a ser posible, que configurara como restringidas las opciones de privacidad que ofrece la aplicación:

  • Limitar las conversaciones privadas solo a los amigos
  • Y establecer la cuenta como privada para que solo sus amigos puedan ver sus vídeos.

Nota: si quieres ver algunos ejemplos de musical.ly sin instalar la aplicación y crear una cuenta, solo tienes que buscar en YouTube “músical.ly” para encontrar innumerables recopilaciones, como esta de bailes.

Speak Your Mind