Mi hijo pasa mucho tiempo con la Nintendo Switch, ¿cómo activo el control parental?

El control parental de Nintendo Switch permite controlar el tiempo que pasan nuestros hijos jugando con la consola o restringir los juegos por edad.

Control parental Nintendo Switch

Los niños de hoy en día son incapaces de concebir la vida sin tecnología. Han nacido con ella, viéndonos usarla desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Desde muy pequeños parecen entender el mundo de una forma interactiva, llegando incluso a llenar de marcas de dedos las televisiones sintiéndose confusos porque no funcionan como una tablet.

Este hecho nos hace muy difícil la tarea de controlar cuánto tiempo permanecen conectados a la tecnología. Sobre todo cuando empiezan a tener un poco de autonomía y a depender menos de los adultos.

Cuando nosotros teníamos su edad, la preocupación de nuestros padres a menudo era que pasásemos demasiado tiempo delante de la televisión. Hoy en día, son los móviles, las tablets y las consolas las que ocupan esta preocupación. Sin embargo, existen herramientas que nos permiten moderar esta actividad para que los niños utilicen la tecnología de forma segura y saludable, y no de una forma compulsiva.

Para muchos niños y niñas, la Nintendo Switch es uno de sus mayores pasatiempos. El hecho de poder jugarla tanto en la televisión como de forma portátil hace que puedan pasarse horas con ella sin que apenas nos demos cuenta. Sin embargo, Nintendo tiene a nuestra disposición una aplicación de control parental específica para esta consola.

Controlar el tiempo de Nintendo Switch

El control parental de Nintendo Switch tiene disponibles una aplicación para Android e iOS. Una de sus funciones más importante es el control del tiempo de juego. utilizando la app, se puede establecer un tiempo límite. Cuando se complete la sesión definida, la consola avisará al niño de que se acaba el tiempo de juego.

Además, la aplicación tiene una funcionalidad que podemos activar o desactivar. «Suspender programa» permitirá que la Nintendo Switch se apague al completarse el límite de juego. De esta forma, no podría volver a usarse la consola en el resto del día a no ser que se introduzca la contraseña que establezcamos para gestionar el control parental. Desactivando esta función, permitiremos que sean nuestros hijos los que sean responsables con su horario de juego, dándoles el voto de confianza de que dejarán el juego cuando se acabe el tiempo.

La aplicación también puede crear un informe detallado en el que podremos saber a qué han estado jugando los niños y cuánto tiempo han estado conectados en cada uno. Podremos ver qué hace cada día y también ver un balance mensual.

Se pueden restringir los juegos por edad

Otra cosa que también preocupa a los padres es que los niños utilicen juegos no adecuados para su edad. Nintendo también ha pensado en eso y la app tiene diferentes niveles de restricción.

De forma predefinida, la aplicación distingue entre adolescente, niño o niño pequeño, aunque también permite personalizar las funciones.

Así, es posible establecer a qué juegos puede acceder dependiendo de su clasificación por edades PEGI. Además, también se puede restringir la comunicación con otros usuarios, bloqueando el intercambio de mensajes o imágenes. Incluyendo también esta funcionalidad en juegos individuales.

Por otra parte, Nintendo también ha establecido estos niveles de restricción en la propia consola, no siendo necesario utilizar la aplicación para ello.

Deja un comentario