Los ‘modchips’ en las videoconsolas, ¿se acerca su fin?

Los ‘modchips’ (chips modificados o simpemente mod) son unos microchips que se instalan en los circuitos o se accede por USB y que se utilizan para modificar o anular las restricciones que los fabricantes imponen en sus videoconsolas.

mod-chipDependiendo del modelo de chip y de la consola de la que se trate, las funcionalidades que aporta pueden ser diferentes. Se han desarrollado muchos modelos diferentes y pueden ser instalados en cualquiera de los dispositivos más conocidos de Nintendo, Microsoft o Sony.

El gran éxito de su fabricación y comercialización se debe a que con estas modificaciones, las consolas pueden utilizar copias de juegos “piratas”. Pero además, aporta otras ventajas, como la posibilidad de leer juegos de otros países o reproducir formatos de video incompatibles originalmente.

Todo lo relacionado con la ‘legalidad’ o ‘ilegaliad’ acerca del uso de estos sistemas conlleva siempre una gran controversia. El problema mayor, quizá sea la falta de regulación internacional, siendo cada país el que regula sus leyes para su territorio. Existen lagunas legales e interpretaciones diferentes de las leyes que hacen que incluso los jueces no sean capaces de ponerse de acuerdo.

No obstante, la tendencia es ir poniéndolo cada vez más difícil y parece que las sentencias de la justicia empiezan a cerrar cada vez más el círculo de la ‘piratería’.

La pasada semana se supo, mediante una nota de prensa de aDeSe (Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento) y que puede leerse en Meristation, que unos vendedores de estos modchips habían sido condenados, a prisión uno de ellos y a una sanción el otro. Es el resultado de un proceso que se inició en 2007 tras una redada policial en varias tiendas de Zaragoza.

¿Es esto absolutamente cierto?

Como decía antes, todas estas noticias vienen acompañadas de una gran polémica. Inmediatamente después de su publicación, comunidades de internautas a favor del uso de estos microchips, se apresuraron a afirmar que aquello que dice la nota de prensa es simplemente falso. Los argumentos se pueden leer en páginas como elotrolado.net o adslzone.net.

Vienen a decirnos que lo que realmente se ha castigado es la venta de copias piratas, porque, al parecer, además de los modchips, se ha demostrado que también salieron de las tiendas o permanecían en ellas videoconsolas con juegos piratas. La redada afectó a muchas más tiendas pero finalmente solo dos han sido condenados.

Una vez más, la controversia está servida, y difícilmente sabremos exactamente la verdad. No hay más que leer los artículos que he citado antes y algunos de los comentarios que allí figuran.

Aunque soy de los que piensa que con el tiempo terminarán por imponerse los intereses de los fabricantes y comerciantes de juegos, parece que aun no es el momento y que por ahora, podremos seguir dotando de estos chips modificados a nuestras consolas.

¿Y tú qué opinas? ¿Crees que debería prohibirse su venta e instalación?

Comments

  1. Estamos en lo de siempre, si los buenos juegos estuviesen siempre acompañados de precios acorde con su duración o calidad estas cosas no pasarían.

    Hay gente que se compra la videoconsola porque sabe que la podrá modificar, si no se pudiese no se la compraría, así que por ese lado no están perdiendo ventas. De igual forma, quien quiere jugar online, o quien realmente hace un usos intensivo de los juegos acaba pagando: puede que no directamente por el juego, pero si por pantallas extra o complementos.

    Lo que no tiene ningún sentido es que con una PSP, o un NDS pirata puedas ver peliculas, puedas jugar gastando menos batería, o que no tengas que ir cargando con los cartuchos o discos, y que con una original no puedas hacer nada de esto….

    Al fin y al cabo la consola es tuya, y tendrías que poder hacer con ella lo que quieras. Otra cosa es que luego le des un mal uso.

Speak Your Mind