¿Por qué Tuenti es peligroso para los niños?

Tuenti es peligroso para los niñosSeguro que muchos padres de familia están preocupados porque sus hijos menores quieren tener una cuenta de Tuenti y no saben qué hacer. En España, la legislación establece que ningún menor de 14 años puede utilizar una red social, lo que es anunciado claramente por Tuenti y por otras redes en el momento del registro.

Pero todos sabemos que en el momento de introducir los datos se puede mentir en la edad de nacimiento, así que, como ocurre en la realidad, muchos niños menores de 14 años son usuarios habituales de Tuenti y también de otras redes sociales.

¿Cuáles son los peligros a los que se enfrenta un menor en Tuenti?

Una red social, y especialmente hablamos de Tuenti porque es la que más demandan los menores, es un lugar virtual donde se interacciona con otras personas, amigos, de una forma similar a como se hace en la vida real. Estas acciones están limitadas a chatear, envío de fotos y vídeos, video llamadas y juegos, pero eso es suficiente para que a menudo aparezcan problemas muy importantes entre usuarios.

Veamos una relación de los problemas más frecuentes con los que se encuentran los usuarios menores de las redes sociales, aunque no son exclusivos de estas edades.

  • Datos personales: aunque Tuenti concretamente tiene un perfil de privacidad bastante restringido, la información personal como dirección, teléfono, colegio, horarios, etc. suelen exponerse con demasiada facilidad en conversaciones que no siempre son privadas. Este tipo de datos “sensibles” nunca deben exponerse en una red social y menos si se trata de menores.
  • Amigos desconocidos: casi todos los riesgos se pueden minimizar si los admitidos como amigos son realmente personas conocidas y de confianza. El problema surge cuando se aceptan personas de las que no se tienen verdaderas referencias. Hoy, cualquier menor tiene cientos de amigos, lo que hace sospechar que no todos son realmente amigos y su reacción ante un hecho en la red es imprevisible.
  • Insultos que quedan por escrito: es uno de los problemas más frecuentes en esta red social. Un comentario vejatorio o insulto a un ‘amigo’, aunque sea de forma privada y a veces sin mala intención, queda escrito y normalmente llega a conocimiento de los padres. Son habituales los enfrentamientos entre padres que se ven envueltos en discusiones importantes motivadas por los insultos entre sus hijos por la red.
  • Fotos, vídeos y privacidad: una de las actividades preferidas por los niños en Tuenti es subir fotos. Desde el punto de vista de la privacidad hay que ser prudente y no declarar datos personales y familiares a través de imágenes o vídeos. Las fotos dicen mucho de nosotros mismos, la casa, coche, familia, lugares de veraneo, son datos que no deberían hacerse públicos.
  • Ciberacoso: también conocido como ‘ciberbullying’ es asimismo uno de los problemas más frecuentes hoy en día. Es el acoso a través de comentarios o imágenes de los propios compañeros por cualquier razón, bajito, gordo, feo, tonto, listo, etc. El problema es que estas acciones en una red social llegan a ser públicas para cientos de amigos y lo que es peor, una vez difundido, es prácticamente imposible hacerlo desaparecer. Suele ser una verdadera tortura para los menores.
  • Sexting: a partir de cierta edad, las imágenes e incluso la webcam son una tentación para el envío de imágenes provocativas sexualmente. Es una tendencia en alza que llega cada vez a menor edad y que puede tener efectos desastrosos, con desenlaces tan trágicos como los conocidos suicidios de jóvenes que últimamente han sido noticia internacional.
  • Grooming: se conoce como grooming al acoso sexual que adultos hacen a menores a través de la red social. Se hacen pasar por gente de su edad, normalmente del sexo contrario, quizá algún amigo de amigo, hasta que se ganan su confianza. Terminan cediendo alguna imagen íntima y sexual y con ella comienza un chantaje hacia el menor que si no se ataja a tiempo puede desencadenar también dramáticas consecuencias.
  • Suplantación de identidad: también es frecuente que los niños compartan sus contraseñas con amigos de confianza, como compañeros de colegio y ‘mejores amigos’. Con el tiempo estos amigos pueden alejarse o enemistarse y podrán apoderarse entonces de la cuenta, con acciones como borrado de amigos, insultos a terceras personas e incluso el robo de la cuenta para siempre.

Si sois padres de hijos en estas edades tened en cuenta todos estos riesgos antes de conceder el permiso para crearse una cuenta en una red social. Y tengan o no los 14 años ya cumplidos, hablad con ellos para contarles todos los problemas con los que se van a encontrar. Si los conocen con antelación, les apoyáis y cuentan con vosotros para cualquier problema que les surja, los daños serán mínimos. Al fin y al cabo no es más que educación para que sepan actuar y defenderse en este nuevo medio que es la Red.

Comments

  1. Anónimo says:

    Eso no es verdad

  2. Anónimo says:

    ¡Vaya!…creo que la actitud no puede ser esa. Eso es lo que seguramente hace que los problemas cada día sean mayores. Una contestación así, si es de un menor, es lo esperado y la razón por la que efectivamente los riesgos existen. Si la respuesta es de un padre, mucho peor, es la evidencia de que en muchos casos hacemos dejación de nuestras funciones, y no protegemos a nuestros hijos de los riesgos a los que se enfrentan.
    tuenti, Internet, facebook….todo esto tienen muchas cosas buenas pero también riesgos que debemos conocer y con decir, ” eso no es verdad” no se soluciona nada….

  3. pues claro que es peligroso…

Speak Your Mind