¿Qué riesgos entraña el uso de Instagram?

Hoy respondemos a una consulta realizada por Teresa, una de nuestras lectoras, que nos llega a través de nuestro apartado Pregunta lo que quieras: “Mis hijos están muy enganchados a Instagram, ¿a qué riesgos pueden enfrentarse?”

Riesgos que entraña el uso de InstagramLas aplicaciones de moda de los dispositivos móviles conectados a Internet, smartphones y tablets, cambian y evolucionan a gran velocidad. Durante el pasado año ha crecido enormemente el uso de Instagram, red social basada en el envío de imágenes que se ha popularizado especialmente entre los más jóvenes. Así que, no es de extrañar que algunas personas se pregunten sobre los riesgos que conlleva esta nueva versión de red social.

El crecimiento ha sido tal que ha terminado 2013 como la segunda red social más utilizada desde el móvil en todo el mundo, solo por detrás de Facebook y muy por delante de Twitter. Parece que una de las causas que ha provocado tal éxito ha sido la reciente aparición del servicio de mensajería privada entre usuarios. En un principio solo se podían publicar imágenes a toda la red propia de seguidores, pero ahora se pueden enviar a una sola persona o pequeños grupos, lo que facilita un diálogo personal y la relación como red social.

Los riesgos no son muy diferentes a los habituales en otras redes, pero hagamos un repaso de los más directamente asociados.

  • Geoposicionamiento: en esta red social podemos subir todas nuestras imágenes con ubicación exacta y el resto de usuarios pueden situarlas en un mapa. Cualquiera puede averiguar mucha información sobre nuestros lugares frecuentados y costumbres y podría hacer un mal uso de ella. Es aconsejable evitar esta opción de forma general.

    Además, Instagram no elimina los metadatos de las fotos que se suben, lo que permitiría a quien tenga los conocimientos suficientes, saber los lugares donde se realizaron las fotos aunque el autor crea que no ha publicado dicha información. El modo de evitarlo es configurar la cámara del móvil para que no almacene la ubicación geográfica en cada foto.

  • Sexting: por ser una red basada en imágenes y vídeos y además poder realizar envíos personales, la tentación de experimentar con el sexting probablemente sea mayor. Por supuesto no es un riesgo intrínseco a esta red social, pero al menos está igualmente presente que en cualquier otra que permita el envío de fotos y hoy, por desgracia, es una costumbre muy extendida.
  • Ciberacoso: también el ciberacoso o ciberbulliyng se puede producir con facilidad, pues las fotos públicas con imágenes ofensivas hacia alguna persona son a menudo utilizadas para acosar y burlarse de las víctimas, donde además, cualquiera puede escribir mensajes asociados a la imagen.
  • Enlaces a sitios malintencionados: las cuentas en sus perfiles pueden tener asociados enlaces a páginas malintencionadas, bien por que descargan algún tipo de malware o bien porque simulen ser otras de confianza (phishing).
  • Aplicaciones falsas: otro riesgo asociado es la posibilidad de instalar la aplicación desde una página no oficial, siendo realmente un malware. Debemos instalar la aplicación siempre desde las tiendas oficiales de nuestro sistema operativo para asegurarnos de que se trata de la auténtica y no de una falsa con malas intenciones, como robar nuestros datos personales.
  • Pérdida de privacidad: la publicación de fotos con detalles personales, como nuestros amigos, lugares que frecuentamos, niños menores de edad, detalles de nuestro hogar, etc. aportan mucha información a quien busca información para hacernos daño a nosotros o quizá a otros que aparece en nuestras imágenes. Hay que pensar seriamente en la privacidad y en las consecuencias sobre la seguridad antes de publicar. Los perfiles, especialmente de los menores de edad, deberán estar configurados como privados.
  • Uso excesivo de datos: por último, recordar que las imágenes son archivos con alto contenido en datos, por tanto, un uso exagerado de esta red social consumirá rápidamente la tarifa plana de datos de nuestro móvil. El consumo de datos cuenta tanto si subimos fotos como si las descargamos para verlas.

No es una red social especialmente peligrosa, pero vemos que si no se hace un uso responsable, también puede entrañar sus riesgos.

Comments

  1. Estoy en la página de Instagram desde el 14 de Julio de 2011. A mi no me importa que la cuenta o la información se la queden otros, porque no cuelgo fotos indebidas, sino que sólo pongo fotos con la intención de promocionar mi trabajo (soy ayudante de producción en el cine), de los rodajes o los viajes que hago por mi trabajo. Yo no me hago fotos recién levantada o en bikini….. Hay que usar las redes sociales para divertirse pero siempre de modo responsable.

    • Gracias por el comentario. Esa es la actitud correcta, las redes sociales son herramientas geniales, pero el problema ocurre cuando se hace un mal uso de ellas.

  2. anonimo says:

    voy a contaros la historia de una amiga que se busco lo que le paso : ella ha repetido curso i claro le gustan los chicos de su edad , hasta ahí todo bien . Un dia salio con un chico de su edad llamado Victor estuvieron un mes saliendo y luego el la dejo por una niña que va sexto . Ella quería recuperarlo como sea asi que se le ocurrio mandarle una foto ” ligerita de ropa ” al niño , el niño no quería volver con ella porque estaba feliz con la niña de setxo asi que el niño en venganza publico la foto de la niña ligerita de ropa en instagram . Ahora tiene muchos problemas en el cole i en la calle porque cuando la ven le dicen guarradas . tengan cuidado con lo que mandan o les pasara como a mi amiga !!

    • Gracias por compartir la experiencia de tu amiga, tienes toda la razón, ese tipo de imágenes NUNCA se deben compartir con nadie.
      Un saludo.

  3. gracias por su ayuda

Speak Your Mind