¿Es legal que los padres revisen el Whatsapp de sus hijos menores?

La edad a la que nuestros menores empiezan a utilizar teléfonos inteligentes no hace más que descender. A través de una reciente encuesta que publicamos en este mismo medio encontramos que el 16 % de los menores de 10 años ya poseen su smartphone o teléfono inteligente.

Esta edad a la que los pequeños empiezan a iniciarse en el mundo de las telecomunicaciones seguramente aun descenderá más a lo largo del tiempo. Y con toda probabilidad, lo que seguro aumentará, será el número de usuarios menores y niños enganchados a sus teléfonos móviles.

Es legal que los padres revisen el Whatsapp de sus hijos menores

Ante este crecimiento imparable de niños usuarios de redes sociales y Whatsapp, surge asimismo un aumento de la preocupación de sus padres en relación a los riesgos que allí les acechan. Todos conocemos ya los problemas que aparecen en las redes como el ciberacoso, engaños tipo grooming, problemas con el sexting, adicciones, etc.

No es de extrañar por tanto que, como padres, intentemos velar por la seguridad de nuestros hijos y procuremos revisar todo aquello que les sucede en el mundo de las telecomunicaciones.

Por favor, responde a esta encuesta y luego sigue leyendo…

No es legal espiar a los hijos

¡Cuidado! No tenemos permiso para espiar las conversaciones ajenas (no es legal), ni siquiera las de nuestros hijos menores. Si lo hiciéramos y alguien nos denunciara, estaríamos enfrentándonos a penas de uno a cuatro años de prisión.

Pero, ¿quién iba a denunciarnos? Pues como en un caso recientemente ocurrido en Galicia, por ejemplo, la ex mujer (o el ex marido en casos similares), que quizá no nos desea “lo mejor”.

La justicia dio la razón a un padre que revisó el teléfono de su hija

En este caso, el padre actuó correctamente según la justicia, aunque estuvo revisando el Whastapp de su hija. Veamos las razones.

La noticia salió a la luz hace un par de meses en Pontevedra y tuvo su origen con la denuncia de una madre hacia su ex marido. Le acusó de leer los Whatsapp de la hija que tienen en común de tan solo 9 años.

La denuncia no llegó a fin porque la Audiencia la desestimó. La denunciante, además, tuvo que pagar las costas del proceso, que llegó incluso a un segundo juzgado, porque apeló la decisión del primero.

¿Por qué fue legal que el padre revisara el Whatsapp de su hija?

Los hijos contaron a la madre cómo el padre les había pedido, cuando estaba con ellos, repasar las conversaciones de Whatsapp en sus móviles. El hijo mayor (también menor de edad) parece que no llegó a darle la clave necesaria para desbloquear su teléfono, pero la pequeña de 9 años sí facilitó el acceso.

La mujer le denunció al entender que había cometido un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

El Ministerio fiscal sostuvo que los hechos “no constituyen el delito” denunciado. En concreto, explica que el hombre “comparte con la denunciante la patria potestad de sus hijos menores y, por tanto, tiene la obligación de velar por ellos, educarlos y procurarles una formación integral”.

Para los magistrados encargados del caso, el padre no se apoderó sin consentimiento de las conversaciones de WhatsApp de la niña puesto que las repasó con ella. Además, concluye que no puede entenderse que esas conversaciones “merecieran la calificación de dato reservado, como datos relacionados con la intimidad desconocida u oculta de la menor y que ésta no quisiera que el padre conociera y, menos aun, que el denunciado buscara descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de la menor”

Conclusión

Si queremos realizar un seguimiento de las conversaciones que tienen nuestros hijos, el único modo legal de hacerlo es con su consentimiento y en su presencia. Si no lo hacemos así, debemos saber que incurrimos en una importante ilegalidad considerada como delito por el artículo 197.1 del Código Penal de nuestro país.

Speak Your Mind