El brillo intenso y el color de las pantallas puede provocar insomnio

Intensidades de luz altas en las pantallas electrónicas y especialmente las que contienen colores azules pueden provocar insomnio a quienes las utilicen justo antes de ir a dormir.

La causa es la intensidad y el tipo de luz que incide en la retina de nuestros ojos, pero la razón última es biológica y de tipo hormonal.

Los seres vivos en general y los humanos no somos una excepción, regulamos nuestra actividad metabólica dependiendo de los cambios de luz que experimenta el día y la noche. Estas variaciones cíclicas se conocen como ritmo circadiano y desencadenan cambios fisiológicos que nos permiten, por ejemplo, relajarnos y coger el sueño con más facilidad cuando cae la noche.

Ritmo Circadiano

Ritmo Circadiano – origen: wikimedia

La hormona ‘melatonina’ es responsable, entre otras cosas, de inducirnos el sueño. Se eleva su concentración en la sangre al hacerse de noche y unas pocas horas después facilita que nos durmamos.

Por otra parte, se sabe que cuando la luz intensa de determinada longitud de onda (azul) incide en nuestra retina genera una disminución de melatonina al excitar cierto receptor conocido como ‘melanopsina’.

Según un estudio realizado recientemente por el Instituto Politécnico Rensselaer de Nueva York en adolescentes, la exposición nocturna a dispositivos auto iluminados como las pantallas de teléfonos, tablets, u ordenadores, hace descender la concentración de la hormona melatonina hasta un 38 % y provoca el retraso del sueño de una forma significativa.

Aunque los especialistas advierten del problema y aconsejan evitar el uso intensivo justo antes de ir a dormir, la realidad es que, especialmente en niños y adolescentes, los hábitos tienden a ser justo los contrarios. Es cada vez más frecuente que se lleven el teléfono a la cama para chatear, jugar o lo que sea hasta el último momento antes de dormir.

Para intentar minimizar este efecto nocturno de la luz han aparecido aplicaciones que modifican el color de la pantalla y su intensidad, incluso de forma automática según la hora del día, evitando las frecuencias perjudiciales próximas al azul en horas nocturnas. Si las utilizamos nos encontraremos con una pantalla de aspecto rojizo cuando se acerca la noche por carecer del color azul, lo que teóricamente paliará los efectos del mencionado receptor de la retina y por consiguiente la hormona del sueño no se verá alterada.

Twilight

La aplicación Twilight para dispositivos Android modifica la pantalla del dispositivo para que se adapte al horario del día. Filtra el espectro azul en el smartphone o tablet después de la puesta del sol y protege los ojos con un suave filtro rojo. La intensidad del filtro se ajusta al ciclo solar basado en el horario local de salida y puesta del sol. También podemos configurar nuestro horario particular o activarlo y desactivarlo cuando queramos.

El color y el brillo de la pantalla pueden provocar insomnio

Las principales características, como la intensidad de brillo y del filtro rojo se pueden configurar en la versión gratuita, pero también existe la versión Pro de pago con muchas más posibilidades de configuración.

Otras opciones con la misma finalidad también para Android son Filtro azul claroSunFilter o Lux Lite.

F.lux

El programa f.lux aporta esta misma función para muchos sistemas operativos diferentes. Podemos instalar versiones tanto para Windows como para Mac, Linux, incluso para iOS, pero si queremos utilizarlo por ejemplo en nuestro iPhone, deberemos disponer de jailbreak.

El color y el brillo de la pantalla pueden provocar insomnio

Quizá sea buena idea probar alguna de estas aplicaciones y recomendar su uso a aquellos que sabemos que utilizan los dispositivos continuamente hasta el último momento antes de ir a dormir. Pienso especialmente en niños y jóvenes que seguramente no nos harán caso cuando inténtennos convencerlos para evitar o reducir su uso nocturno, pero quizá no les importe utilizar sus dispositivos con una tonalidad de pantalla diferente.

Si realmente somos víctimas de insomnio o problemas relacionados con el sueño y la situación es lo suficientemente grave, lo recomendable será acudir al médico para pedir consejo, pero si no lo es tanto, quizá sea buena idea utilizar una de estas aplicaciones para comprobar si aporta alguna mejoría.

Speak Your Mind