Soffie – tu hogar inteligente

Soffie – tu hogar inteligente

El riesgo de las apuestas por Internet

El mundo de las apuestas siempre ha sido arriesgado, la línea que separa el entretenimiento de la adicción es muy delgada y desgraciadamente son muchas las personas que la traspasan.

Con la aparición de las apuestas por Internet este riesgo se ha incrementado notablemente. Son muchísimas las páginas que se dedican a las apuestas y el alcance es enorme, porque llegan a cualquier persona, de cualquier condición y edad.

LEER MÁS

Decir un “Te quiero”…

(N.d.E. De nuestra nueva colaboradora Paloma, de quien esperamos muchas más entradas. Gracias.)

Amor PCCuando nos comunicamos con otras personas por medio de mensajes o chat por Internet, nos resulta más fácil expresar nuestros sentimientos. Perdemos ese punto de timidez que da la relación directa o personal y nos escudamos en una falsa sensación de anonimato.

Las redes sociales como Facebook y Tuenti han abierto una puerta a esa comunicación sin tapujos, nos resulta mucho más cómoda si lo que pretendemos es decir algo que nos da vergüenza expresar “a la cara”.

LEER MÁS

Mamá, Papá…, quiero un Smartphone

Esta frase, si somos padres de niños o jóvenes, la hemos oído ya o la oiremos en un futuro próximo con toda seguridad. Es igual que tengan móvil o no. Ahora lo que ‘se lleva‘ es el Smartphone. Ese súper teléfono móvil que nos permite mantenernos conectados continuamente a Internet, especialmente a las redes sociales donde están todos nuestros amigos.

«Pero, además del aparato, que seguro que es muy caro, ¿cuánto me va a costar mantener esa conexión a Internet continua desde un móvil?»

LEER MÁS

Únete a ‘los vigilantes de la Red’

La Guardia Civil y su Grupo de Delitos Telemáticos (GDT) ha creado una herramienta para todos los usuarios de Internet que demuestra que están a “la última” en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación. Nos invita a ser ‘vigilantes de la Red‘.

Su objetivo es doble, por un lado informar a los usuarios de consejos y alertas relacionadas con la seguridad en la red y por otro, permitirnos a todos comunicar de forma anónima y directa cualquier información que se localice en Internet y que pueda afectar a la seguridad.

La herramienta, de muy reciente creación, está disponible en dos tipos de versiones.

LEER MÁS

¿Cómo crear una contraseña fuerte?

Como continuación a nuestra anterior entrada sobre los sistemas empleados para averiguar nuestra contraseña basados en la fuerza bruta, vamos a ver cómo conseguir fácilmente una contraseña fuerte, que sea realmente efectiva contra dichos ataques y que podamos memorizar fácilmente.

Sabemos que debemos usar mayúsculas, minúsculas, números y caracteres raros. Al aumentar el número de posibles elementos en nuestra clave elevamos el número de combinaciones posibles y así dificultamos a los sistemas automáticos el trabajo de hallar la combinación correcta. También debemos considerar la longitud, a mayor longitud mucha mayor robustez.

Por tanto, queda claro que la siguiente contraseña sería correcta, por ser muy fuerte:
#_kYw$%@7¡dHr

Pero lo realmente fuerte sería recordarla, ¿no?

LEER MÁS

Peatón tecnológico, PELIGRO!

Con la invasión de productos tecnológicos cada día es más frecuente ver por la calle gente caminando con toda su atención puesta en algún aparato electrónico. Correos electrónicos, chat, video juegos, música, películas, etc. Son los ‘peatones tecnológicos’.

Peatón tecnológicoLos peatones tecnológicos ni ven ni oyen, son como ‘zombis’ deambulando por aceras y calzadas sin prestar atención a nada de lo que les rodea. Completamente ensimismados tropiezan con otros peatones, con farolas o árboles, cruzando calles sin mirar, caen en zanjas, fuentes o vías de metro… A menudo tenemos noticias relacionadas con accidentes más o menos graves causados por distracciones de peatones.

La Federación Española para la seguridad vial calcula que un 20 % de los transeúntes muertos estaba hablando con el móvil o iba escuchando música. Son datos de por sí alarmantes, pero aún lo son más si consideramos el aumento esperado en el uso de estos dispositivos entre los niños y jóvenes. En Milán, un niño de 10 años casi pierde la vida al caer a las vías del metro mientras jugaba con la videoconsola.
LEER MÁS

El reconocimiento facial resulta preocupante

Quisiera compartir mi preocupación acerca de la reciente noticia sobre el reconocimiento facial en Facebook. Como habréis leído, esta red social, una de las más grandes del mundo, ha incorporado el reconocimiento facial y etiquetado automático en las fotos que los usuarios incorporan en sus galerías. Además lo ha hecho sin avisar y con la opción activada por defecto.

Reconocimiento facial

Imagen tomada de Vectortime.com

Pero lo que a mí me resulta preocupante no es este hecho por sí solo, sino lo que parece que se nos viene encima con estos avances tecnológicos.

Hace algunos días una noticia lanzada por Google nos decía que tenía completamente desarrollado el sistema de reconocimiento facial para incluirlo en su Google Goggles. Pero de momento no lo incluiría en los sistemas por respetar las leyes de privacidad.

Podemos pensar que quizá esto nunca funcionará bien, que es muy difícil reconocer tantas y tantas caras diferentes. He de decir que he probado la aplicación Goggles de realidad aumentada y funciona razonablemente bien. Le muestras cualquier cosa al móvil y te devuelve infinidad de imágenes similares con referencia a sitios web donde se habla de ellas. He podido comprobar que da toda la información de varios objetos que he probado: una botella de refresco, un juguete, cualquier logotipo, también la mayoría de códigos de barras. Una de las mejores aplicaciones que tiene es la de identificar monumentos, esculturas, construcciones arquitectónicas e inmediatamente llevarte a, por ejemplo wikipedia, donde puedes averiguar toda su información.

LEER MÁS

Carta a Internet

(N.d.E. Nueva entrada de Celia, nuestra más joven colaboradora. Gracias.)

Me llamo Celia, tengo 10 años y tengo un ordenador conectado a Internet. Tengo Messenger pero mis padres no me dejan tener tuenti porque dicen que soy pequeña. Me conecto a la página de Disney y antes me conectaba a la página de barbie para jugar. Ahora me gusta ver la serie de “consentidos” en el ordenador. Le he escrito una carta a Internet.

CartaQuerido Internet:

Me encantas, ¿quién podría vivir sin ti?
SI no existieses, no te podrías levantar una mañana y buscar la información que necesites para el colegio, no podrías hablar con tus amigos por el Messenger, ni conectarte al tuenti o al facebook, ni ver los capítulos de las series que te gustan y que no has podido ver porque te tenías que ir a la cama. Todo eso y mucho más es lo que eres para nosotras. Internet, fuiste un gran invento. Todos los niños al salir del colegio preguntan ¿te vas a conectar? A veces les dices que si y a veces que a lo mejor, pero muy pocas veces que no, porque nos encanta conectarnos. De todas formas también tienes algunas cosas malas como, por ejemplo, las redes clasistas. Por ejemplo odio conectarme al club penguin, una red social nueva de Disney de unos pingüinos que no te dejen comprar ropa si no eres socio. Los que son socios están vestidos, los que no, vamos desnudos.

Todos los niños, incluida yo, se han enganchado a ti de una manera desesperante ¿Por qué? ¡¡¡Porque no podrías ser mejor!!!

Me gustas Internet

Foros y foreros

Los foros de discusión, esos grandes desconocidos en muchos círculos, pero tremendamente utilizados en otros.

¿Qué es un foro?, preguntan algunos. Pues bien, es un tipo de web en la que puedes crear un «tema» y que otras personas te contesten su opinión. Dicho así puede sonar un poco aburrido, pero lo mejor es que hay miles y miles de foros de todo tipo. Los hay que prefieren hacerlos generales; otros, prefieren que su foro se centre en un tema en concreto, por ejemplo, literatura.

Sin embargo, en mi experiencia, los foros que más he disfrutado son los foros de rol. ¿Y qué es eso? Pues consiste en crear un personaje ficticio y escribir sus diálogos y movimientos, interaccionando con otras personas, pero escribiendo. Es bastante entretenido si te gusta escribir.

Otro tipo de foros en los que me gusta entrar es en foros de diseño por ordenador, en los que se comentan técnicas y se hacen concursos.

Sin embargo, le tengo especial cariño a un foro de una escritora valenciana, Laura Gallego, en el que conocí a gran parte de mis amigos actuales. Organizaban «quedadas» para conocer a la gente de tu ciudad y paseábamos por las librerías, quedábamos a comer o nos íbamos al parque a charlar.

Con todo esto quiero decir que no siempre tienes que desconfiar de la gente que conoces por internet, puesto que hay foros como ése en el que casi todos los registrados son adolescentes y es una gran forma de hacer amigos.

(Imagen tomada del foro de ONOHD)

Ganan las chapas por goleada

Aunque mi formación y mi experiencia con los niños es amplia únicamente quiero plantear algunos aspectos a título personal, “como si lo otro no valiera”.

Quiero comenzar comentando que no me creo lo de los nativos digitales, la sociedad tecnológica y la necesidad vital presente y futura de dominar un artilugio, como es el ordenador, que no resulta ni mucho menos esencial para la vida. Estoy convencido que los adultos con nuestra visión del mundo trasladamos a los menores cómo tienen que ser, no existe toda esa terminología si nadie se la cree. No existen esos fenómenos si nadie educa pensando en ellos. Y la vida sigue. La esencia de lo que es vivir está más allá de modas y paranoias. Los niños son niños, y siguen siendo niños. La amplia mayoría no tiene esa dependencia tecnológica. Siguen teniendo las mismas ganas de ilusionarse, de crear y de inventar historias y personajes. Son capaces de estar una semana con otros niños en la naturaleza, con la ropa justa y con una pelota o unas cuerdas como recursos para pasárselo bien. Y se lo pasan. Porque aún no han olvidado que la magia viene de las personas y no de las cosas. Porque saben que sólo hace falta más gente para pasárselo mejor. Porque su mente es capaz de ir allá donde lo físico se mezcla con la fantasía. No es una cuestión de edad, es una cuestión de mentalidad y hasta bien mayorcitos siguen con esa chispa.

LEER MÁS