Soffie – tu hogar inteligente

Soffie – tu hogar inteligente

Hacía falta un ‘empujón’ al DNIe

Hace ya más de cuatro años, allá por el año 2007 cuando se empezaron a expedir los primeros DNI electrónicos (DNIe) en España. Después de cuatro años ya disponemos de él más de 25.000.000 de españoles.

Nace ante la necesidad de otorgar identidad personal a los ciudadanos para su uso en la nueva sociedad interconectada por redes de telecomunicaciones. Es muy similar al anterior, sólo que ahora cuenta con un ‘chip’ que almacena nuestra información de forma cifrada.

DNIe

Su finalidad es que podamos hacer gestiones de manera segura a través de medios telemáticos, asegurando la identidad de los participantes en cada comunicación. Asimismo debe incrementar la confianza del ciudadano ante las gestiones electrónicas y por tanto elevar el número de servicios prestados por estos medios. Son muchas las gestiones disponibles ya en la Administración que podemos realizar de forma telemática utilizando el DNIe y se espera que las entidades financieras lo adopten también cuando esté suficientemente desarrollado.

LEER MÁS

Aaaahhhhg! Me han robado la identidad en Internet

El robo de identidad en las redes sociales no es algo que nos vaya a suceder todos los días, pero lamentablemente las estadísticas dicen que sucede con la frecuencia suficiente como para que debamos preocuparnos.

Según las cifras que publicó el observatorio europeo el 7% de los usuarios españoles de redes sociales han sido víctimas del robo de su identidad.

Esencialmente consiste en que otra persona utiliza nuestro perfil de Internet y se hace pasar por nosotros en cualquiera de las muchas posibilidades que existen hoy, como por ejemplo en alguna red social, o utiliza nuestra cuenta de correo electrónico, o accede a nuestra cuenta bancaria, o paga en nuestro nombre mediante PayPal, etc. Suplanta nuestra identidad digital, normalmente con perversas intenciones.

Muchas veces el objetivo que persiguen es económico, robarnos nuestro dinero por algún medio electrónico. Pero no siempre es con ese fin. Sobre todo en los más jóvenes se roban la identidad para gastar “bromas”, como eliminar a todos los contactos, insultar a algún amigo/a común, borrar fotos, añadir o eliminar etiquetas, espiar lo que hacen, etc.

LEER MÁS

Vigila tu red wifi

Nuestra red wifi es vulnerable a conexiones de otros dispositivos próximos a nuestra casa sin nuestro consentimiento. Ya son muy pocas las redes que no tienen configurada una contraseña de conexión, pero aún teniéndola, podemos ser víctimas del robo de nuestra wifi.

Vigila tu router wifi

Desde hace algunos años, las compañías que nos proporcionan el router wifi lo hacen con una configuración de seguridad para evitar estos robos, es decir, obligan a escribir una contraseña bastante larga para permitir la conexión del ordenador o el aparato wifi que sea. Cuando nos conectamos por primera vez la escribimos y en las sucesivas conexiones ya no será necesario repetirla porque queda grabada en nuestro ordenador o dispositivo.

Lo que intentamos con ello es impedir a cualquier vecino que se conecte a nuestra red, ya que desconoce esa contraseña. Ésta suele venir escrita en la parte inferior de nuestro router o en la documentación que nos han entregado. Pero ya hemos explicado otras veces que con esto no es suficiente. Existen muchas formas de averiguar esta contraseña, no hay que ser un gran experto, sólo ser un buscador hábil de información en Internet. Se pueden encontrar programas que facilitan esta intrusión y están al alcance de todos.

Es muy importante que vigilemos las conexiones que recibe nuestro router para identificar si tenemos intrusos. La razón principal no es evitar que se aprovechen gratis de nuestra conexión, que ya sería suficiente por sí solo.

Lo más importante es protegernos de los ciberdelincuentes que pudieran conectarse para fines maliciosos, como descubrir nuestros datos personales o transferir archivos origen de delitos, como pornografía infantil. A los ojos de la policía, quien ha transferido o descargado estos archivos somos nosotros, pues figura nuestro router como punto de conexión.

¿Qué podemos hacer?

LEER MÁS

Phishing – ‘Hay un error en sus datos’ – BBVA Particulares

Se conoce como ‘Phishing’ a un timo o fraude que se da por Internet y que tiene como finalidad robarnos nuestros datos y clave personal del banco para suplantar nuestra identidad y disponer de nuestro dinero a voluntad.

El principio del engaño proviene de un correo electrónico que recibimos y que nos indica que por alguna razón debemos conectarnos al banco. Ese correo viene acompañado de un enlace que supuestamente nos lleva a la página del banco, pero que en realidad, nos lleva a una Web falsa donde grabarán nuestros datos en cuanto los introduzcamos.

LEER MÁS

¿Cómo crear una contraseña fuerte?

Como continuación a nuestra anterior entrada sobre los sistemas empleados para averiguar nuestra contraseña basados en la fuerza bruta, vamos a ver cómo conseguir fácilmente una contraseña fuerte, que sea realmente efectiva contra dichos ataques y que podamos memorizar fácilmente.

Sabemos que debemos usar mayúsculas, minúsculas, números y caracteres raros. Al aumentar el número de posibles elementos en nuestra clave elevamos el número de combinaciones posibles y así dificultamos a los sistemas automáticos el trabajo de hallar la combinación correcta. También debemos considerar la longitud, a mayor longitud mucha mayor robustez.

Por tanto, queda claro que la siguiente contraseña sería correcta, por ser muy fuerte:
#_kYw$%@7¡dHr

Pero lo realmente fuerte sería recordarla, ¿no?

LEER MÁS

Ataques por fuerza bruta

Hoy por hoy, es muy común que tengamos un montón de cuentas de usuario de muchos servicios web de internet. Una cuenta para Hotmail, una cuenta para Tuenti, una cuenta para Facebook… Para acordarse de cada una de ellas, lo que hace muchísima gente es emplear contraseñas sencillas y cortas, y probablemente la misma para distintas cuentas.

¿Cuál es el problema?

El uso de contraseñas sencillas y cortas puede ser aprovechado por un atacante que quiera averiguar nuestra contraseña y acceder a nuestra cuenta.

¿Cómo?

A través de los ataques por fuerza bruta. Para explicar qué son los ataques por fuerza bruta, vamos a hacer una comparación con elementos de la vida cotidiana. Pensad por unos segundos que haríais si se os olvida la combinación del candado que tenemos arriba y necesitáis abrirlo. Imagino que todos coincidiremos en que una forma de hacerlo sería probar la combinación 0-0-0 en primer lugar. Si esa no funciona, la 0-0-1 y seguir así hasta la 9-9-9. De esta forma, hemos probado todas las combinaciones posibles, y seguro que alguna combinación ha abierto el candado. Si somos hábiles con las manos, tardaríamos uno o dos segundos en probar cada combinación y en aproximadamente media hora el candado estaría abierto.

LEER MÁS

Cuidado con los mensajes para actualizar Tuenti

Como ya hemos comentado en algún post anterior, los intentos de robo de contraseñas son muy frecuentes en la redes sociales.
Actualmente está circulando en Tuenti un mensaje que promete una actualización que te lleva a páginas Web donde, si introduces tus datos, te robarán la contraseña y tu identidad en Tuenti.

El gancho utilizado es la promesa de una nueva versión de Tuenti o una actualización de Tuenti desde las webs tuenti-actualizar.com/, tuenti-beta.com/ y actualizarperfil.com/. Cualquier información que te envie a esas páginas es totalmente falsa.

LEER MÁS

Cuidemos nuestras contraseñas

Las contraseñas nos invaden. Todos los días hemos de introducir, y por tanto recordar, un gran número de ellas. Además de las ya asumidas desde hace años, como la del PC, la del cajero del banco o el PIN del móvil, hemos ido añadiendo en lo últimos años muchas más. Tenemos contraseñas para el DNI, para entrar en las numerosas redes sociales, en la Web de nuestro banco, para comprar por Internet (aquí al menos dos, para la tienda virtual y para efectuar el pago), la firma digital, la alarma de casa, correos electrónicos varios, etc. Y pensemos que la tendencia es ir en aumento, por ejemplo, nos falta muy poco para realizar pagos con nuestro teléfono móvil y claro, nos pedirá una contraseña.

Las contraseñas nos protegen e identifican en cada vez más ámbitos de nuestra vida diaria. Y sabemos que los amantes de lo ajeno están muy especializados, que evolucionan rápidamente creando herramientas para evitar nuestras protecciones. Por tanto, ¿no sería conveniente mejorar nuestras contraseñas o al menos estar informados de su buen uso para ponérselo más difícil?

En nuestra vida real, quiero decir, la ajena a las tecnologías de la información, protegemos nuestras pertenencias y nuestra intimidad con puertas o candados. Y no escatimamos medios para comprar un candado mejor o blindar una puerta si consideramos que lo que protegemos lo merece. Pues hagamos lo mismo con nuestras contraseñas, mejorémoslas, que está a nuestro alcance y además es gratis.

LEER MÁS